No nos cansamos de publicar noticias donde el deporte es el protagonismo. Y si es nadando, en bici o corriendo, mejor que mejor. Este pasado domingo se disputó la media maratón San Blas, en Coamo (Puerto Rico), una media donde ya nos hicimos eco de la proeza de Luis Humberto Torres Rosa. A sus 91 años, terminó la prueba en 2 horas y 40 minutos. Pero el caso de hoy es diferente, no es un tema de edad, sino de peso.

Edward Levante se propuso un objetivo claro hace dos años. Correr esta prueba, la media maratón de San Blas hace un par de años. Por aquel entonces, este joven pesaba algo así como 135 kilos, tal y como se ve en la foto. Su enorme peso no le permitía correr más de 200 metros sin ahogarse. Con un poco de determinación, adoptando un estilo de vida saludable y empezando a hacer sus primeros entrenamientos corriendo, Edward ha conseguido bajar hasta 45 kilos su peso de hace tan solo un par de años. El apoyo de su familia ha sido fundamental para conseguirlo y para poder cruzar por fin esa ansiada meta del San Blas en 2:22:38.

No cabe duda que es un tiempo con muchísimo margen de mejora y que no es para tirar cohetes, máxime si lo comparamos con el crono que hizo su colega de 91 años al que solo le sacó 18 minutos a pesar de la diferencia de edad. Pero lo que sí es noticia de los milagros que puede conseguir el deporte.

Otros casos parecidos

Seguro que recordarás el caso de Tim Ford, un hombre que llegó a pesar 120 kilos con tan solo 24 años. Y con todo lo que acarrea un problema tal de obesidad: tensión alta, colesterol por las nubes y no poder hacer prácticamente la vida de alguien de su edad. Un amigo le convenció para participar en un triatlón olímpico en el que necesitó más de cuatro horas en completar los 1,5 km de natación, los 40 kms de bicicleta y 10 km de carrera a pie.

Tim Ford

Desde entonces y hasta hoy, lleva perdidos más de 45 kilos y ha llegado a clasificarse para los Campeonatos Mundiales de Ironman 70.3 en 2016 en grupos de edad. Tim Ford, además, es licenciado en Derecho y ha volcado toda su vida profesional en el triatlón, del que ha hecho su modo de vida y trabajo.

Jarrad Hubbard

Foto: Instagram // Tim Ford

Otro caso similar es el de Jarrad Hubbard, que empezó a tomarse en serio sus problemas de peso en 2016, y es cuando decidió tomar medidas serias como cambiar su estilo de vida, cuidar la alimentación y hacer deporte, principalmente triatlón. En 2017 y tras perder 30 kilos, corría su primera media maratón en 1h53 minutos, tan solo 7 meses después de empezar a entrenar, cuando no podía correr ni un kilómetro seguido sin pararse. En noviembre de 2018 terminaba el 70.3 Western Sydney en 4 horas y 40 minutos.