Si hay alguien con recorrido en la larga distancia a nivel nacional, por su juventud y por los números que atesora, es el bueno de Miquel Blanchart, que ya en 2015 hizo un magnífico papel en su debut en el Campeonato del Mundo de Ironman en Kona.

Y como encima es un tipo magnífico, nos ha dedicado unos minutos para charlar con nosotros.

El sabadellense de 32 años, entrenado por Carles Tur, es un caso peculiar dentro del mundo Ironman. Pese a los reiterados podios, no ha sido hasta este 2016 que ha pasado a ser definitivamente corredor PRO: hasta esta temporada compaginaba su preparación exhaustiva con entrenar a sus pupilos del SBR Mataró y CN Sabadell.

Foto: Flickr // Active Sands Beach

Foto: Flickr // Active Sands Beach

Por cierto, para que veáis con qué tipo de persona estamos hablando, al hablar de ellos lo hace con pena, echándoles de menos. No en vano hay que pensar que Miquel comenzó en el CN Sabadell con apenas dieciséis años.

Dicho ésto, me confiesa que este año, a diferencia de las anteriores, no ha hecho concentraciones fuera de su ciudad natal, entre otros motivos porque se está preparando para una nueva etapa en su vida, la de ser padre, que está en la última semana. ¡En nada tendremos un Teo Blanchart caminando por el mundo!

Foto: Flickr // Active Sands Beach

Foto: Flickr // Active Sands Beach

Este profundo cambio -para bien, claro- también supone cambios en su rutina de entrenamiento. Así de primeras, quince días de descanso dentro de su planificación, lo que conlleva una segunda decisión profunda y que nos parece muy interesante y digna de todo un PRO: descartar el ataque de Kona para este año y centrarse en ganar el Ironman de Barcelona y el Ironman de Cozumel. Según reconoce el propio Miquel, ganar en casa no tiene precio, y tras su segundo puesto de 2014, quiere alzarse con la victoria de una vez por todas.

La idea de acudir también a Cozumel surge de la idea de, dada la renuncia a Kona 2016, intentar cerrar el slot de 2017 lo antes posible. Y viendo su histórico, habrá que ponerle entre los máximos favoritos,