La segunda jornada de la etapa inicial de la Copa del Mundo de la FINA de este año, que se celebra en Tokio, Japón, ha sido testigo de otra intensa batalla en la prueba femenina de 400 metros estilos entre la húngara Katinka Hosszu y la reina japonesa Yui Ohashi. Pero, la medalla de bronce se la ha llevado la española Mirea Belmonte, toda una declaración de intenciones de la nadadora.

Hosszu, de 30 años de edad, se impuso en la prueba por más de 2 segundos, marcando un crono de 4:32.20 y manteniendo a raya a su rival, la japonesa Yui Ohashi, que paró el reloj en 4:34.27. Las dos nadadoras se enfrentaron en esta prueba tras haber concluido el Campeonato Mundial de la FINA en Gwangju, Corea, donde Hosszu consiguió la medalla de oro una vez más, con un tiempo de 4:30.39. Ohashi terminó con el bronce detrás de la china Ye Shiwen, con la plusmarca nacional japonesa marcando un tiempo en 4:32.33.

La vuelta de Mireia Belmonte

Belmonte se hizo con el bronce con un tiempo de 4:34.47, destrozando ese decepcionante 4:42.16 que marcó en Gwangju y que la situó en la décima tercera posición y muy lejos del podio.

La mejor marca personal de Belmonte es el 4:31.21, el Récord Nacional de España, que produjo en el Campeonato del Mundo de 2013. Pero, su tiempo esta noche ha sido el más rápido desde 2017. Su tiempo de 4:32.17 le valió la plata por detrás de Hosszu en el Campeonato del Mundo de Budapest de 2017, y el más rápido desde entonces ha sido el de 4:36.09 registrado en Sabadell en el Campeonato de España de este año.

Mireia ha nadado el 200 metros mariposa el primer día en Tokio, pero sólo consiguió un tiempo de 2:14.50 para terminar en e puesto 16 de la serie. Es posible que Belmonte utilizara esta prueba como calentamiento para ir a por todas en este 400 metros estilos de hoy. Veremos qué hace en los 200 metros estilos y 800 metros libres para el tercer día.