Mo Farah, cuatro veces campeón olímpico, anunció este lunes que abandona el Nike Oregon Project y a su polémico entrenador, Alberto Salazar, para mudarse con su familia a Londres. A partir de ahora la responsabilidad de guiar su planificación recaerá en Gary Lough, mentor de Paula Radcliffe cuando se propuso batir el récord femenino de maratón.

El deportista británico hizo público el cambio a través de su cuenta de twitter:

Alberto Salazar lleva años siendo investigado por la justicia americana. La USADA, la agencia antidopaje de Estados Unidos tiene abierta una investigación para tratar de esclarecer si utilizó sustancias no permitidas para mejorar el rendimiento de sus deportistas. «Soy un firme defensor del deporte limpio y creo que cualquiera que rompa las reglas debe ser castigado. Si Alberto hubiera cruzado esa líea, yo estaría fuera, pero la USADA no le ha acusado de nada. Si tuviera dudas de él, no le habría apoyado todo este tiempo«, ha declarado Mo Farah al periódico británico The Sun.

No es la primera vez que Farah tiene que salir al paso de su relación con el Nike Oregon Project y Alberto Salazar. Ya en 2015 un documental de la BBC que señalaba a Salazar y a Galen Rupp generó gran polémica en tierras británicas al poner el foco sobre el propio Mo Farah. Incluso él mismo, al acabar los Campeonatos del Mundo disputados en Londres, tuvo que salir al paso en una agria rueda de prensa en la que discutió con varios periodistas. «Si pensáis que he hecho algo mal, demostradlo», llegó a decir en su momento, defendiendo a su entrenador.

 

«Me mudo simplemente porque mi familia y yo queremos estar en Londres. Nos encantó pasar el verano aquí y Tania y yo nos dimos cuenta de lo mucho que nos hemos perdido en este tiempo lejos de nuestros amigos y familiares«, continúa el atleta originario de Somalia. «Los niños son muy felices aquí«.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon