Mucho antes del dolor de piernas cualquier ciclista pasa por un dolor de culo. Es la primera queja de todos aquellos que empiezan a montar sobre las dos ruedas. Y es que hasta que “se hace callo” las molestias en el trasero pueden ser un auténtico suplicio.

Cuando vamos a empezar a montar en bicicleta una de las cosas más importantes para entrenar es asegurarnos de que nuestro asiento esté preparado para pasar horas encima de él. No sólo machamos las piernas mientas pedaleamos, sino que nuestro trasero también está siendo sometido a un entrenamiento.

Un mal ajuste en nuestras calas puede provocarnos problemas en nuestras piernas, del mismo modo que puede suceder con el sillín y el trasero: dolor debajo de los huesos del trasero después de una salida larga -aunque generalmente desaparece bastante rápido-, roces con el asiento o con nuestras piernas o, lo peor de todo, que se produzcan heridas por culpa del sillínlo que podría dejarnos unos días sin pedalear.

Consejos para evitar las molestias por sillín

Para muchos ciclistas noveles esta noticia supone un gran impacto: no usamos ropa interior. La ropa interior supone otra capa de ropa que puede provocar mayores orces, y lo que es peor, tiene costuras que pueden irritar la piel. Para eso existen las badanas, que protegen y dan comodidad a nuestras partes íntimas haciendo la función de ropa interior.

Volviendo al inicio de este artículo “hay que hacer callo“. Pedalea mucho. Cuanto más tiempo pases sentado en el sillón de tu bicicleta, menores serán las molestias. El dolor de culo es algo parecido a una agujetas que desaparecen con el entrenamiento. Acostumbra a tu cuerpo -y a tu trasero- a pasar cada vez más tiempo encima de la bicicleta. Esto hará que tu piel sea cada vez más dura y acabarás evitando molestias.

Existen productos específicos que puedes usar para aplicar en las zonas de tu piel que entran en contacto con la badana y el asiento. Marcas como Chamois Butt’r, Assos Chamois Cream, DZNUTS, Friction Freedom y Ride EZ Chamois Cream son las más conocidas. Estas cremas se aplican antes del entrenamiento y ayudan a evitar molestias y rozaduras.

Rebajas
Chamois Butt'r - Crema para ciclistas
  • Chamois Butt'r Chamois Cream -
  • 8oz
  • Original

Otro aspecto importante es matener el área de la ingle lo más limpia y seca posible con el fin de evitar la temida llaga. Estas se producen como consecuencia de una bacteria que se introduce en nuestra piel y pueden llegar a ser tan doloras que hasta propician el abandono de un ciclista profesional en una gran vuelta. En este caso la prevención es la mejor defensa, por lo que la higiene íntima y de nuestra ropa es básica para evitar su aparición.