Etienne Fabre, joven ciclista de tan solo 20 años, falleció el pasado sábado por la tarde mientras practicaba senderismo en el macizo de Les Bauges (Saboya) junto con otros cuatro amigos. El ciclista francés resbaló sobre el hielo y sufrió una caída de casi 350 metros de altura que resultó mortal. Uno de sus amigos permanece todavía herido de gravedad mientras que el resto resultó ileso. Un helicóptero de emergencia acudió en su ayuda pero nada pudo hacerse para salvar la vida del ciclista.

La triste noticia fue dada a conocer por el Vélo Club Rodez,  la encargada de formar a Fabre desde que este tenía 11 años. En el comunicado el club ha afirmado que el ciclista «descubrió el ciclismo en el Vélo Rodez Club». Étienne Fabre abandonó este equipo en 2015 para unirse a la Formation Chambéry Cyclisme, filial del AG2R-La Mondiale, equipo en el que tuvo la oportunidad de debutar el pasado mes de agosto como stagiaire en el Tour du Poitou Charentes y llegó a participar en el final de campaña en la París-Tours.

 

Durísimo golpe para la familia Fabre

Las malas noticias para la familia se suceden, ya que según ha informado el equipo del ciclista, hace solo un mes el padre de Fabre sufrió un accidente que le dejó tetrapléjico.

Foto: rmcsport.bfmtv.com

Foto: rmcsport.bfmtv.com

Las muestras de apoyo a la familia se han sucedido entre sus compañeros de equipo y por parte de todo el ciclismo francés a través de las redes sociales.

Durísimo golpe para el ciclismo. Nuestro más sincero pésame a la familia y compañeros de equipo.

 Fuente: lefigaro.fr