La historia de Marieke Vervoort es una de las más duras que hemos contado jamás. Os recordamos que esta belga de 38 años es una deportista paralímpica que en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 logró tres medallas: oro en 100 metros lisos y plata en 200 y 400. En 2015 logró además proclamarse Campeona del Mundo en Doha con récord en los 100, 200 (con una marca de 35,9 segundos que la dejó a sólo dos centésimas del récord europeo) y 400 metros. En Río 2016 volvió a vivir sus segundos Juegos Olímpicos y se alzó con una nueva medalla en los 400 metros.

Además, antes de centrarse en el atletismo, practicó el triatlón hasta que en 2008 físicamente ya no le fue posible. Es finisher del Ironman de Hawaii, prueba que disputó en 2007, y llegó a participar en dos pruebas ITU a lo largo de 2006 y 2007: una prueba celebrada en Hamburgo correspondiente al Campeonato del Mundo, que ganó, y otra en Laussane en la que era la única participante en su categoría.

Cuando apenas tenía 14 años, los médicos le diagnosticaron una tetraplejía progresiva incurable, que la postró hace unos años en silla de ruedas y que ha ido empeorando su estado de salud día a día durante todo este tiempo. La tetraplejía progresiva es una parálisis que elimina la movilidad de las cuatro extremidades y el torso. La enfermedad de Vervoort empezó en su Aquiles y supuestamente se originó por una rara deformidad entre su quinta y sexta vértebra cerebral.

En agosto de 2016 Marieke Vervoort expresó su deseo de acabar con su vida tras la disputa de los Juegos Paralímpicos recurriendo para ello a la eutanasia, que en Bélgica es legal desde 2012: “Río es mi último deseo, espero acabar mi carrera con un podio. Comienzo a pensar en la eutanasia”.

Marieke Vervoort

Foto: Getty Images

Su deterioro desde Río 2016

El deterioro físico de Marieke Vervoor es un hecho desde que terminaran los Juegos Olímpicos de Río 2016. Su despedida de la competición fue en paralelo con un agravamiento cada vez mayor de su salud. Ahora se encuentra paralizada hasta el pecho, está perdiendo la vista, sufre espasmos terribles, no puede dormir más de cuatro horas seguidas y apenas puede comer. Tiene un corazón fuerte, pero la medicación para el dolor ya no le hace nada en el Hospital Universitario de Bruselas, donde se encuentra ingresada.

«No quiero sufrir más, esto es muy difícil para mí, cada día estoy más deprimida. Nunca he tenido estos sentimientos, pero no puedo más», ha declarado a The Telegraph, tras explicar su situación límite.

Marieke Vervoort

 

Los médicos, como ella misma explica, no pueden ayudarla más: «Un neurólogo se quedó conmigo toda la noche mientras tenía un espasmo tras otro. Según el propio médico, no eran ataques epilépticos, sino sólo que mi cuerpo ya gritaba: ‘He terminado'». Una de sus pocas ilusiones que le queda es su leal perro labrador Zenn, que rara vez se aleja de su ama. Su libro, The Other Side of the Coin (La otra cara de la moneda), donde cuenta su propia historia, espera que pronto sea traducido al inglés para que otras personas puedan entender su decisión.

 

Marieke Vervoort

Foto: Wiktor Dabkowski

En 2018 se aplicará la eutanasia

Marieke Vervoort dejó bien claro que cuando llegara su momento, cuando el dolor superara los límites humanos, pondría fin a su vida. En la actualidad, la atleta belga ha cumplido con todos los requerimientos legales para llevarlo a cabo y dos médicos han dado el visto bueno para proceder con su petición.

Su decisión es firme y el encargado de llevarla a cabo será el mismo doctor que se ha encargado de su cuidado durante todos estos meses, el doctor Wim Distelmans. Solo queda poner día a este terrible día porque nadie, que no sea la propia Marieke Vervoort, quiere que llegue este momento: «Es muy difícil conseguir una fecha, siempre que les hablo, me dicen: ‘¿Estás segura, Marieke? ¿Realmente estás segura?'».

Una historia durísima de una mujer que ha hecho del deporte su válvula de escape al dolor y que ya dijo en 2009 que recurriría a la eutanasia cuando no encontrara consuelo al dolor.

Marieke Vervoort

Foto: Wiktor Dabkowski

 

Sus logros deportivos

Paralímpicos: 1 oro (Londres 2012, T52 100m), 2 platas (Londres 2012, T52 200m y Río 2016, T52 400m), 1  bronce (Río 2016, T52 100m)

Campeonatos del Mundo: 3 oros (Doha 2015, T52 100m, 200m, 400m)

Fuentes: telegraph,