Ya tenemos el reto del día: correr un maratón en una cueva, la pera limonera. ¿Te imaginas hacer un maratón dentro de una cueva con una temperatura de 13 grados y una humedad del 100%? Pues el atleta paralímpico Javi Conde y Jon Salvador, ahí que se van a meter hoy viernes para completar esta hazaña con fines solidarios.

¿Dónde y cómo?

A 52 kilómetros de Bilbao, en la cueva de Pozalagua y dentro del Parque Natural de Armañón los dos atletas tendrán que correr con casco 686 veces por una recta de 61 metros que ha sido enmoquetada para la ocasión. ¿Por qué corren con casco? Pues porque Pozalagua, además de ser una maravilla de la naturaleza cuenta con sus famosas estalacticas excéntricas que la hacen única. Pero a la vez, la hacen peligrosa a la hora de correr. Por eso tendrán que estar protegidos en todo momento por el casco. La medición de la distancia se ha hecho con un estudio topográfico profesional para que tenga exactamente los 42 kilómetros y 195 metros de un maratón.

Los protagonistas

No creo que haya ni que presentar a Javi Conde, ganador de siete medallas de oro y dos de plata en cinco Juegos Paralímpicos, y retirado del deporte élite tras los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008. Jon Salvador, ertzaina de profesión, ha sido vencedor de maratones como el del Sahara. Desde luego, si hay alguien capaz de completar una gesta semejante, son ellos. El dúo es espectacular para afrontar la dureza física y mental que la prueba requiere y que esperan completar en unas 5 horas. Esta pareja no es el primero ni el último reto que afrontan juntos. Javi Conde lleva a sus espaldas maratones en 28 ciudades que han sido sede de Juegos Olímpicos y Paralímicos. En 14 de ellos le ha acompañado Jon Salvador, así que la compenetración es total.

Foto: Sergio González Ahedo

Foto: Sergio González Ahedo

No os perdáis el tipo de entrenamiento que han tenido que hacer para meterse hoy en la cueva. Y luego os quejáis de rodillo, de cinta para correr… Después de leer esto, seguro que cambiáis de opinión. Javi se ha dedicado a correr dentro del garaje de su casa que tiene 25 metros y Jon en un polígono de árbol a árbol. ¿Cómo se os queda el cuerpo después de leer esto?

“Hay un tramo complicado en el que tendremos que agacharnos y sabemos que alguna costalada nos podemos pegar. Al ser de un metro el ancho, no podremos correr uno al lado de otro y tendremos que hacerlo uno delante y otro detrás. En ese recorrido tendremos giros de 90, 180 y 360 grados”, dijo a EFE Javi Conde.

 

Otros retos “atípicos”

Si no conocéis las hazañas de esta pareja, aquí teneís datos para valorar si serán capaces de conseguir el nuevo reto. Hace cuatro años se hicieron un maratón en el Puente de Vizcaya en el que tuvieron que cumplir la distancia a base de 145 vueltas. Dos años después, volvieron a la carga pero esta vez sobre la cubierta de la gabarra que utilizó el Athletic campeón de Liga a principios de los 80. En total, 1.323 vueltas a un perímetro de 32 metros. Tela marinera…

Foto: Juan Echeverría

Foto: Juan Echeverría

Y en 2015 la pareja corrió un maratón por debajo de la Ría de Bilbao, a 32,5 metros de profundidad, dando 289 vueltas a un circuito:

Foto: Natxo Pedrosa Ibañez

Foto: Natxo Pedrosa Ibañez

Fuente: elperiodico.com