Igual que cada españolito es un seleccionador de futbol en potencia, cualquier triatleta que se precie lleva dentro un organizador de triatlón. Y habitualmente, ese organizador interior convive con un crítico, despiadado a veces, con los organizadores de las pruebas en las que ha participado. El yin y el yan. Dr Jekill y Mr Hyde en modo organizator.

Como se expone en este post, todos o casi todos (pero sin el casi) al entrenar habitualmente en una playa, en una subida larga y/o dura, hemos pensado “Aquí se podría hacer un triatlon cojonudo” (punto 60) y si le das rienda suelta al desvarío y sueltas amarras, empiezas a darle a la olla y … el Google Earth se convierte en tu gran aliado.

Recorrido
A ver, pásame lápiz y papel. De esta punta a esta punta (en el mar) hay 1500 m metros, ya tengo un olímpico ¡¡¡ y si lo estiro un poquito más (joder con la roca¡¡¡) , hasta me sale un Media Distancia. Y sigues buscando aquella carretera de curvas reviradas por la que habitualmente entrenas en verano y alguna rampa-pared (por aquello ponerle algo de pimienta al circuito); se te ocurre, incluso piensas, que lo mejor sería a una sola vuelta, para que sea más divertido … y sales por aquí, coges aquella desviación y sigues por allá y al final de la subida, giras a la derecha (justo donde aquella vez tuviste que parar del pajarón que llevabas)… y tomas la bajada hacia boxes, que te han permitido instalarlo en aquel muelle del puerto de pescadores tan bonito de allá abajo (absolutamente verídico); a ver si salen los 90 kms de rigor, que ya que te pones, que te salga a la primera, que coño. Y vas y lo consigues, 87 kms (casi…¡¡¡¡) . Solo falta la carrera a pie, y si hay un paseo marítimo (sabes que lo hay) y un trocito de carretera auxiliar que te presten (si hay que subir escaleras o un puente peatonal, pues se hace) ya tienes tu Triatlón Olímpico (como mínimo) y si hay metros (que los hay seguro), hasta puede que hayas diseñado, casi en un pis pas, un triatlon de Media Distancia.

Fácil. Está chupao. Lo tienes (y además, te lo crees). ¿Y ahora qué? ya que te has puesto, y si es tan fácil, ¿por qué no sigues adelante con tu proyecto? ¿No será tan difícil no? Sobre el papel y el Google Earth, “lo peor ya está hecho”
Literalmente, has actuado como si el mar, la playa, la carretera y el paseo marítimo los hubieras heredado de tu abuelo.

Continuará…