Hoy venimos tocanarices. Bueno, qué carajos, como casi siempre. El otro día, cuando Javier Gómez Noya puso al triatlón en el sitio que se merece ganando el Princesa de Asturias del Deporte, nuestro querido deporte salió en medios de comunicación en los que ni nos imaginábamos que lo veríamos. Y bien contentos.

Pero no fue uno ni dos los que escribieron triathlon, a la inglesa. Y no. Perdona bonita pero no. La Real Academia Española especifica que la palabra es triatlón, aunque en la definición no andan muy duchos, precisamente. Según ellos, triatlón es un “conjunto de tres pruebas olímpicas que consisten en 1.500 metros a nado, 10 kilómetros de carrera a pie y 40 kilómetros de ciclismo en carretera”. Que alguien le diga a Pérez Reverte y compañía que existe la distancia sprint, la media distancia, la larga… Y que los XTerra también son triatlón.

Foto: Flickr // Bahrain Endurance 13

Foto: Flickr // Bahrain Endurance 13

Pero bueno, volvamos a la ortografía. La Fundeu explica que las palabras biatlóntriatlón, pentatlón, etc., derivan del griego αθλος [‘competición’ o ‘prueba’] (en latín athlon), y se escriben sin h intercalada y con tilde.

Continúa explicando la Fundeu que los deportistas que compiten en estas pruebas se llaman biatletas, triatletas, pentatletas, heptatletas decatletas.Sin embargo, en español el sufijo –atlón, que forma parte de aquellas palabras que se refieren a competiciones atléticas en las que un mismo deportista debe superar pruebas de distinto tipo, se escribe sin hbiatlón (dos pruebas), triatlón (tres pruebas), pentatlón (cinco pruebas), heptatlón (siete pruebas), decatlón (diez pruebas).

Foto: Flickr // Bahrain Endurance 13

Foto: Flickr // Bahrain Endurance 13

Así que ya sabéis, la próxima vez que veáis escrito triathlon -y no en el nombre de una prueba, que ahí sí que se puede utilizar- achinad la cara como si estuvieseis confabulando. Ahí hay una errata. Por cierto, ya puestos con respecto al término podio, se recomienda emplear esta forma, cuyo plural es podios, y no la variante etimológica latina pódium.

Y hasta ahí el Planeta Triatlón de las Artes y las Letras de hoy.