«Preparativos finales para unos interesantes meses de competiciones» escribía ayer Pablo Dapena en su cuenta de Instagram, junto a una foto en la que se le ve entrenando junto a su amigo y compañero Javier Gómez Noya. El vigente Subcampeón del Mundo ITU de Larga Distancia se enfrenta a unos meses finales de temporada en el que buscará, como en 2018, el ranking de Challenge -que premia con 30.000 euros al ganador-, y dejar la clasificación para el Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3 2020 cerrada.

Niza, la primera prueba en el horizonte

El próximo 8 de septiembre Pablo se enfrentará a posiblemente el objetivo al que más ganas le tiene de todo su calendario, y que ya ansiaba a finales de 2018: el Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3, a disputar en la localidad francesa de Niza. Tras lograr el pase con su segundo puesto en IRONMAN 70.3 Suiza, el gallego estará en la línea de salida de la cita clave de la media distancia, con rivales del calibre de Sebastian Kienle, Alistair Brownlee, Patrick Lange o el propio Gómez Noya.

Con un segmento ciclista durísimo, con más de 1.400 metros de desnivel acumulado, el ser capaz de bajarse de la bicicleta cerca de figuras como Kienle -que ya ha confirmado que acude a tierras francesas por lo favorable del circuito– o Alistair Brownlee será básico para tener opciones de lograr una buena posición.

El ranking Challenge, el siguiente objetivo

Actualmente con 550 puntos, Dapena está a 1.050 puntos del líder de Challenge, el belga Pieter Heemerick -que también estará en Niza. Tras tres podios -Salou, Lisboa y Praga-, la idea del gallego es forzar la máquina en estos próximos tres meses: el 22 de septiembre acudirá a Challenge Madrid, donde de lograr la victoria daría un gran salto en la clasificación, gracias a los 500 puntos que concede la cita al ganador. Un mes después viajará a competir de nuevo en Challenge Peguera-Mallorca, donde en 2018 certificó con una victoria el liderato Challenge. Y tres semanas después, a Cape Town. En tierras sudafricanas, donde ya le vimos competir en 2015 en la Serie Mundial ganada por Alistair Brownlee, disputará una de las tres últimas citas del calendario Challenge.

Pero no será viajando desde España. Y es que solo siete días antes estará en IRONMAN 70.3 Buenos Aires, buscando la clasificación para Taupo, Nueza Zelanda, donde se celebrará el Campeonato del Mundo en 2020. Aún sin un startlist confirmado, es de suponer que la prueba cuente con nombres de importancia -en 2018 se hizo con la victoria Rodolphe Von Verg-, ya que al ser Campeonato Sudafricano de la distancia concede dos slots.

En total, serán tres medias distancias y un full en apenas dos meses. Las vacaciones posteriores, que este año retrasa un mes, serán sin duda merecidas.