«No creo yo vuelva a hacer uno de estos, yo creo que me vuelvo a la media distancia«, decía Pablo Dapena en septiembre de 2019 pocos minutos después de hacerse con el Subcampeonato de Europa de Larga Distancia, celebrado en Challenge Madrid. El de BMC Vifit, que venía de hacerse con el título de Campeón del Mundo en la localidad danesa de Fyn, se enfrentaba en tierras madrileñas a una prueba durisima, con un calor extremo, y que acumulaba más de tres mil metros de ascenso en su segmento ciclista.

Sin embargo, el nuevo recorrido y la intención de pelear un año más por el ranking Challenge, en el que compartió triunfo con todo un Sebastian Kienle, le han hecho cambiar de idea: el discípulo de Carlos Prieto estará en la IV edición de Challenge Madrid, que se disputará el próximo 22 de septiembre, buscando los 500 puntos que concede el triunfo.

Ahora mismo es octavo en la clasificación

Pablo cuenta ahora mismo con 550 puntos en el ranking Challenge, frente a los 1.600 que atesora el belga Pieter Heemeryck, gran dominador este año y que está completando una temporada espectacular, con victorias en Challenge Daytona, Challenge Salou, Challenge Geraardsbergen y Challenge Gran Canaria, y un fantástico segundo puesto en The Championship. En Praga, donde también terminó segundo, dejó claras sus intenciones: «Durante la carrera, sólo pensaba en el Ranking Si no hubiera sido por él, habría sido cuarto o quinto«.

Dapena, por su parte, ha sido segundo en Salou y Lisboa y tercero en Praga. Un triunfo en Madrid le alzaría a la segunda posición del ranking, hasta los 1.300 puntos. «Lo hago porque es la única posibilidad de intentar ganar el ranking Challenge» nos decía ayer por teléfono.

Adelantaría en el ranking, por cierto, a Michael Alonso McKernan, que en su última prueba en larga distancia, Challenge Taiwan, se hizo con la segunda posición y atesora 600 puntos empatado con Jesper Svennsen y Florian Angert. Por delante de ellos solo están Sebastian Kienle -cuarto-, Romain Guillaume y Andreas Dreitz, último ganador en el icónico Challenge Roth.

Sin preparación específica

«No hay preparación, es a lo que salga«, comentaba el triatleta de 31 años. «Tengo muy claro que sufriré y mucho más que el año pasado«, recalcando lo que nos dijo la pasada temporada: «La distancia IRONMAN no es algo que me apasione por el momento».

Sin embargo, parece que tendrá que acostumbrarse a ella. Con Challenge Almere como organizador de los próximos Campeonatos del Mundo de Multideporte, todo apunta a que la prueba de larga distancia se disputará sobre distancia IRONMAN. Pablo fue de los primeros en mostrar su disconformidad en redes: «Espero que en la Gran Final de Laussane no se equivoquen y en vez de en distancia olímpica sea media distancia«, dijo el gallego. «Sin pies ni cabeza«, concluyó.