Según ha publicado él mismo en su cuenta de Twitter, Pablo Dapena tendrá que pasar por quirófano para tratar de finiquitar la hernia inguinal que le viene impidiendo correr con normalidad desde hace dos meses:

La hernia en concreto es inguinal, afectándole la zona de la ingle, entre la parte superior del muslo y la parte inferior del abdomen y el reposo habitual ronda los dos meses. Afortunadamente, no le impide entrenar natación y bicicleta, aunque, eso sí, este año la pretemporada para él no pasará por el grupo de entrenamiento de Gómez Noya en Playitas Resort, teniendo que llevar una preparación específica en Galicia. Afortunadamente Pablo es de caracter positivo y ayer 1 de enero ya inauguró el año con tres horas de bicicleta. ¡Desde Planeta Triatlón le deseamos pronta recuperación y que 2016 -no puede ser de otra manera- vaya hacia arriba!