Probablemente muchos de nosotros no sepamos qué es un «Parkrun«, pero seguro que todos conocemos los beneficios de hacer deporte a diario. Unos hacen ejercicio como forma y estilo de vida, otros tienen como objetivo competir, y algunos empiezan a introducir algún tipo de actividad física como rutina para perder peso, como el caso que nos ocupa hoy.

Para quienes no conozcan esta modalidad, el Parkrun consiste en una carrera de 5 kilómetros gratuita que empieza a las 9 de la mañana todos los sábados en más de 500 parques de Reino Unido y otros 750 parques de todo el mundo, en un total de 21 países (España por ahora no está en la lista). Es una forma de incentivar al competitivo a competir, y los novatos a empezar. Parkrun se creó en el año 2004 por 13 corredores con el objetivo de crear un mundo más sano y saludable y sobre todo, animar a la gente que normalmente no participa en competiciones a ponerse las zapatillas y empezar a andar o correr.

Son muchos los atletas que de vez en cuando se dejan ver por un circuito de Parkrun. El pasado mes de diciembre, sin ir más lejos, el triatleta británico Alex Yee corría la Dulwich Parkrun (Londres), sobre una distancia de 5 kilómetros en 13’57», y lo hacía corriendo con su familia. Con este tiempo, Alex Yee conseguía la segunda mejor marca de la historia en un Parkrun desde 2004 y más de 40 millones y medio de parkruns registrados.

Un formato muy sencillo y válido en 21 países

El formato del Parkrun es muy sencillo. Solo tienes que registrarte rellenando una ficha estándar con tus datos personales junto con el email. Una vez confirmas la cuenta recién creada, hay que imprimir un código de barras vinculado a tu cuenta de Parkrun que deberás llevar si quieres registrar el tiempo. A partir de ahí, puedes participar en cualquier parkrun cuando quieras y donde quieras. Cuando terminas los 5 kilómetros entregas tu código de barras y mediante un lector se registran todos los datos. A continuación, el corredor recibe un mail con la clasificación, indicando el tiempo, el número de veces que ha corrido y la posición en tu categoría.

El caso de esta mujer es un buen ejemplo para ilustrar cómo un Parkrun o algo tan sencillo como ponerse a caminar 5 kilómetros diarios, te puede cambiar la vida. El antes y el después es evidente, más de 90 kilos perdidos entre una foto y otra y solo con 14 meses de diferencia. Cuidado de la alimentación, deporte y actividad física, balance emocional y salud son los cuatro pilares para todos aquellos que queramos llevar una vida sana. La competición, que tanto nos gusta a los triatletas, es el siguiente paso para esta mujer.