Oye, ¡que los bocadillos de jamón serrano, con su tomate y su aceite estaban de puta madre! ¿Pero y ahora? ¡Que el cerdo es carne, tú!

Pues ahora toca romperse la cabeza. Y los hummus, patés, guacamoles y similares son una idea de lo más apañada para los almuerzos. Mayormente porque preparas unos 300 gr y tienes para unos cuantos bocadillos. Y aparte te aguantan unos cuantos días en el frigorífico…

Aparte tengo a @juditizquierdo en casa en fase “quiero que vacíes los armarios, que vamos acumulando latas como si nos estuviéramos preparando para un desastre nuclear” y ha sido una excusa perfecta: un bote de lentejas pardinas del Mercadona, y voilà.

Ingredientes (para 8 raciones)
1 bote de lentejas pardinas (318)
1/2 cucharada de comino
1/2 cucharada de pimentón
1 pizca de sal
1 cucharada de tahina
1 diente de ajo
12 ml de aceite de oliva virgen (117)
1 cucharada de zumo de limón 

Calorias por ración: 54

En primer lugar se escurren las lentejas en un colador. Está bien dejarlas mientras se preparan el resto de ingredientes, para que vayan soltando el agua en el que vienen y que no aporta nada.

En el procesador, se mezclan todos los ingredientes menos el aceite de oliva. Se añaden las lentejas escurridas y se tritura. Se va agregando el aceite de oliva poco a poco, hasta que tengamos una masa uniforme y manejable. Si tenéis que echar más aceite de los 12ml indicados, sin miedo, lo importante es que quede “untosa”.