64,6 kilómetros nadando, 3.060 kilómetros en bici y 717,4 kilómetros corriendo durante 17 días consecutivos. Ese es el resultado después de realizar 17 distancias Ironman, uno en cada Comunidad Autónoma por el triatleta argentino afincado en Lanzarote, Patricio Doucet. Lo que se ha llamado Desafío 17 de Patricio Doucet empezó el pasado 18 de agosto en Baleares, pasando por Cataluña, Aragón, Navarra, La Rioja, País Vasco, Cantabria, Asturias, Galicia, Castilla-León, Extremadura, Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Madrid y, terminó el pasado 3 de septiembre a altas horas de la mañana en Canarias. Un reto con un carácter benéfico ya que su principal objetivo era recaudar fondo para la Asociación Tinguafaya.

Para ello, Patricio Doucet ha consumido casi 90.000 calorías durante los 17 días que duró la aventura con final feliz.  Una media de 850 calorías por cada segmento de natación, unas 2.500-2.900 calorías por cada circuito de bici y más de 1.800 por cada maratón terminado. Todo ello sumado y multiplicado por 17 nos da la bonita cifra de 89.250 calorías que Doucet se ha dejado durante más de medio mes por toda la geografía española.

Patricio Doucet

Patricio Doucet

En lo deportivo todo salió a la perfección  y consiguió llegar a Lanzarote a tiempo cogiendo el vuelo desde Madrid para terminar su último ironman el pasado domingo, 3 de septiembre. El argentino ha tenido que sortear diferentes climatologías por toda la península y sobre todo, una buena labor de coordinación con los diferentes equipos que han hecho posible la culminación con éxito del desafío en las 17 comunidades. Además, Patricio Doucet se ha tenido que enfrentar a circuitos muy duros con desniveles acumulados que realmente asombran, principalmente en la zona norte de España. Los horarios se iban solapando y el descanso cada vez tenía menos espacio entre día y día. Pero ya en su querido Lanzarote, no le faltaron ánimos ni apoyo de toda su gente que le esperaban ansiosos para recibirle en su última prueba.

Nuestra más sincera enhorabuena a este genio de la ultradistancia que seguro nos volverá a sorprender con otro nuevo reto para 2018. Ahora toca descansar y recuperar las calorías quemadas.