Peter Sagan dijo hace unos meses, en la previa del Tour de Polonia, que “lo del Tour de Francia estaba olvidado“, pero parece ser que, quiera o no, no es así. Según publica CyclingNews, la demanda interpuesta en su momento por Bora sigue adelante y será visto en la sede del Tribunal de Arbitraje Deportivo, en Lausana, el próximo 5 de diciembre.

El caso, “Peter Sagan & Denk Pro Cycling GmbH & Co. KG contra la UCI”, que así se llama, fue interpuesto por el equipo alemán al ser expulsado su jefe de filas tras la etapa que acabó al sprint en Vittel, y que en un polémico accidente dio con los huesos del británico Mark Cavendish en el suelo. Al día siguiente no pudo ser de la salida y prácticamente se ha perdido toda la temporada.

Hemos decidido descalificar a Peter Sagan del Tour de Francia 2017 después del tumultuoso sprint, aquí en Vittel. Puso en peligro a varios ciclistas, Mark Cavendish y otros que estuvieron implicados en el accidente, en los últimos metros del sprint“, dijeron los jueces de carrera en un escueto comunicado. Al día siguiente, Sagan, en una improvisada rueda de prensa, aceptó la decisión a regañadientes. “¿Qué puedo hacer? Acepto la decisión del jurado, pero no estoy de acuerdo con ellos porque creo que no hice nada malo en el sprint“.

Una vez que el tres veces Campeón del Mundo de ciclismo en ruta no continuó en la ronda gala, la sentencia que pueda dar el TAS es meramente simbólica -salvo las posibles sanciones que pueda suponer para UCI- pero al menos dejará limpio su nombre, algo que posiblemente equipo y ciclista están muy interesados en conseguir.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon