Cuando el pasado domingo Chris Froome ganó el pasado Tour de Francia, hizo historia al convertirse en el quinto ciclista que logra por cuarta edición llegar a París de amarillo. Solo tiene por delante a Eddie Merckx, Jacques Anquetil, Bernard Hinault y Miguel Indurain. A sus 32 años el británico tien, al menos, dos temporadas más al más alto nivel. En su mano está superar al póker de ases.

¿Qué es lo que hace a Froome tan bueno? Es uno de los ciclistas con mejor genética. Entrena duro. Perdió casi diez kilos desde su etapa en Barloworld, cuando pasó a profesional. Tiene el mejor equipo posible para acometer cualquier reto. Pero además a lo largo de los años ha madurado, como ciclista y como líder. Eso es lo que según Dave Brailsford, mánager de Team Sky, le hace tan bueno: “Es en los momentos duros en los que Froome aparece, cuando la presión es alta, liderando a su equipo”.

“Es divertido verles,” dice Brailsford. “Él sabe cuando tiene que dar un paso adelante y tomar una decisión, y sabe cuando pueden hacerlo otros. Está en sintonía con el resto, tiene con ellos la confianza suficiente como para no estar al límite constantemente. Está concentrado pero nunca al límite.”

Mantiene la calma en los momentos de crisis

Brailsford tiene en la cabeza un momento del Tour de Francia: la segunda etapa, en la que Froome se fue al suelo. “Él sabe que en toda carrera hay momentos buenos y malos, pero la manera en que gestiona el caos es mantenerse lo más calmado posible”. “Si él está tranquilo y dice ‘venga, está todo bien, vamos’, todo el mundo está tranquilo. Si en cambio se pusiera nervioso, o entrase en crisis, sus compañeros harían lo mismo, lo que no deja de ser un círculo vicioso que genera más agitación y caos”.

Está confiado en ganar

Froome comenzó este Tour con cero victorias en su casillero. Era el favorito, por encima de Porte, Bardet o Quintana, pero mucha gente especulaba sobre si volvería a ganar el Tour. Nada de eso preocupó al jefe de filas de Sky, según Brailsford.

Cuanta más experiencia acumula y más éxitos logra, más seguro se siente de sí mismo y su capacidad para ganar”. No necesita que nadie le diga como actuar para conseguirlo, “sabe escoger el momento y el lugar más adecuado”. “Cuando comenzó, tuvo que desarrollar todas las habilidades que un líder requiere, y necesitaba reafirmarse a través de las victorias. Ahora ya no. Es muy agradecido, muy generoso con su equipo”.

Aprende rápido y es muy curioso

Según Brailsford, Froome es bueno porque tiene recorrido para aprender. Tiene claras sus habilidades y dónde tiene que mejorar. “Si echas un vistazo en tu interior, siempre sabes que hay recorrido para aprender, y ahí es donde sabes que necesitas alguien que te ayude, que te oriente, un coach”.

“Un buen coach es aquel que ayuda a crecer, no solo te hincha el pecho como si fueras un pavo, te dice ‘mira todo lo que eres capaz de hacer’ y lo demuestra con hechos y evidencias”. Para el manager de Sky, Froome ha sabido rodearse de gente que actúa así con él, que se esfuerzan por demostrarle que siempre puede aprender.

Está orientado a objetivos

Un ganador del Tour de Francia no recibe grandes cantidades de dinero, comparado con otros muchos deportes. Froome ingresó a lo largo de esta edición algo menos de 600.000 euros, juntando el premio final más los parciales. La mayoría de sus ingresos vienen de los cuatro millones de euros que recibe de salario anual en Sky. Sin embargo, en palabras de Brailsford, cuando se trata de ganar, no se preocupa por el dinero: “Creo que una de las cosas que más grande hace a Chris es que tiene claros cuáles son los objetivos, independientemente de qué reciba a cambio. Para él la recompensa es otra”.

“Tiene el talento suficiente, así que necesitas dos cosas para sacar lo mejor de Froome: ponerle un buen reto delante, y eliminar todas las distracciones”.

No está “solo” motivado: está comprometido

En su autobiografía, Froome dice que utiliza trucos mentales para conseguir entrenar más duro. “Realmente no estoy preocupado por la motivación” dice Brailsford: “Lo que realmente necesitas es hacer tuyos los objetivos, estar comprometido. Es la única manera de continuar cuando llueve y estás empapado y no te apetece continuar. Si solo estás motivado, tienes la excusa de decir ‘bueno, hoy no tengo muchas ganas’. En cambio, si estás comprometido, cumples. Lo haces y punto.”

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon