#porunaleyjusta es una promesa. Es una lucha. Es una meta. Y Anna González López está apunto de cruzar esa meta. #porunaleyjusta es un acto de amor. Por él, por ellos y por nosotros.

Por él. Tras fallecer su marido Óscar en un accidente arrollado por un camión y después de ver que su muerte iba a quedar impune, se prometió a sí misma y le prometió a Óscar que lucharía hasta conseguir una ley justa, una ley que no penalice (aún más) a ciclistas y peatones víctimas de accidentes de tráfico. Y vaya si lo ha hecho.

Más de 200.000 firmas. Ha removido más de 200.000 conciencias. Ha conseguido más firmas que deportistas federados en triatlón o en ciclismo en 2015, 105.594 licencias sumando ambas federaciones (según la Memoria del CSD). En el mismo documento podemos comprobar que sólo 5 de las 66 Federaciones recogidas en esa memoria tienen mayor número de federados, las federaciones de Baloncesto (355.845), caza (333.974), Fútbol (909.761), Golf (276.150) y Montaña-Escalada (203.860).

Más de 200.000 apoyos #porunaleyjusta. Toda una ciudad. Sólo 18 de las 54 capitales de provincia (incluyendo Ceuta y Melilla) tienen una población superior.(Datos INE Enero2016). Ha recogido más firmas que habitantes tiene Pamplona, San Sebastián, Salamanca o Cádiz… Impresiona poner el dato en valor.

Si aún no lo has hecho, puedes firmar en este link.

En este año, Anna ha recorrido miles de kilómetros, ha visitado Madrid en muchas ocasiones, Soria, Valladolid, Barcelona, Lleida, Sos del Rey Católico, Tarragona, Castellón, Valencia, etc..; ha concedido infinidad de entrevistas (confiesa que ha perdido la cuenta…) ;medios de comunicación en general a los que está muy agradecida porque «…han sido mi altavoz; sin ellos, todos esto no hubiera sido posible…».

En este año, Anna se ha reunido con alcaldes y concejales; el Ayuntamiento de su pueblo (La Seu d´ Urgell) aprobó una moción por unanimidad en apoyo a #porunaleyjusta. Su alcalde y sus concejales la pusieron en contacto con los diputados de su partido, ayudándola a llegar al Congreso. «Una vez allí me reuní con todos los partidos políticos, durante horas» me puntualiza. También se ha reunido con el Ministro de Justicia y estos días se habrá reunido con Gregorio Serrano, Director General de la DGT. También ha hablado con Bartolomé Vargas Fiscal General de Seguridad Vial.

anna glopez

Foto: Change.org

Y claro que ha tenido momentos de debilidad. Y claro que ha pensado abandonar. Claro que sí. Pero como ella misma dice «motivos no han faltado, pero el gran apoyo de tantas personas, los mensajes de ánimo y cariño me han ayudado a seguir. Si no hubiese seguido, ahora #PorUnaLeyJusta no estaría en el Congreso, ni en el Ministerio de Justicia». Y ha seguido peleando. Por él, por ellos y por todos nosotros.

Por ellos. Por sus dos hijos de 12 y 9 años. Para que puedan sentir que la muerte de su padre no fue en vano. Para que se sientan orgullosos de su madre, ejemplo de constancia, compromiso y determinación. Ante muchas actitudes y comportamientos de incomprensión y de rechazo, no se rindió, siguió luchando. Y cumplió su promesa.

Y por todos nosotros. Anna habrá conseguido que cuando salgamos en bici o al cruzar un paso de peatones, estemos más seguros. ¿Habrá logrado evitar otras muertes por accidente? Claro que no. Nadie puede. Pero sí que habrá conseguido que antes de cometer una imprudencia (o salvajada) al volante, al cruzarnos con un ciclista o un peatón, seamos más prudentes y protejamos al más débil. Y si ha disminuido el riesgo, algo más seguros sí que estamos.

El próximo 2 de Marzo, Anna llegará a la meta. Entregará todas las firmas recogidas #porunaleyjusta en el Congreso de los Diputados, en el Ministerio de Justicia y en el Ministerio del Interior. Y su lucha habrá terminado. Habrá cumplido su promesa. Y será el tiempo de nuestros políticos, podrán demostrar si están o no a la altura de las circunstancias. Y al fin, podrá descansar.

Como suelo decirle en RRSS, Anna «eternamente agradecido #muymuyfan»

#saludykms #enjoytri