Todo corredor, sea popular, sea élite, sea novato o veterano, quiere controlar sus ritmos de carrera y saber, en todo momento, a cuánto va a correr el kilómetro. Pues bien, hoy analizamos cuáles son los principales factores que influyen en nuestro ritmo de carrera a pie. ¡Allá vamos!

Peso

Un estudio de 2007 corrobora algo que, así a primeras, parece de perogrullo: la cantidad de energía gastada en una carrera es menor cuando disminuye el peso. Así que ya sabes: si en tu próxima media maratón quieres mejorar tu marca personal, controla que ingieres.

Desnivel

A mayor desnivel, menor ritmo. Es un axioma que le va a ocurrir a todos los corredores, lo que está claro es que puedes trabajar lo máximo posible para minimizar el efecto. Si quieres que cambios en el desnivel apenas te afecten, entrena cuestas y ejercita en el gimnasio todo el tren inferior.

Tipología del terreno

No es lo mismo correr en asfalto, donde el índice de resistencia es relativamente bajo, que hacerlo en un terreno empedrado, en la arena o en hierba. Si habitualmente entrenas por caminos, los tiempos que tengas no serán referencia para saber qué tiempo vas a hacer en una carrera de 10K en asfalto.

Intensidad del viento y orientación

En 1971 un fisiólogo británico, Griffiths Pugh publicó una investigación, por entonces pionera, sobre cómo el viento afectaba a los corredores. Según su estudio, a medida que aumentaba la velocidad del viento, aumentaba la dificultad para avanzar: correr con un viento de 16 kms/h es cuatro veces más difícil que hacerlo con un viento en contra de 8 kms/h. Y al revés, si tenemos el viento a favor, nuestra sensación será la misma que cuando vamos en bici, que vamos más rápido de lo que deberíamos. Hay aplicaciones que ayudan a calibrar la incidencia del viento, si quieres echar mano de alguna.

Correr en solitario o en compañía

Para unos es mejor ir “a su bola” y otros necesitan ir distraídos hablando con compañeros. Lo que está claro es que hacerlo de una manera u otra incide en nuestro ritmo de carrera. Si vas en un grupo en que el resto de runners son, de media, mejores que tú, a la larga tendrás entrenamientos en mayor frecuencia cardíaca y a mejor ritmo. Si por el contrario eres quien tira del grupo, posiblemente vayas más relajado de lo que debieras. Te toca a ti decidir entonces qué entrenamientos hacer por tu cuenta y cuáles acompañado.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon