Recientemente hemos hablado de las variables que influyen en el tiempo de un ironman. Pues bien, hoy queremos centrarnos en responder a la pregunta ¿qué tiempo haré en un ironman? que todos, alguna vez, nos hemos hecho. Que nos gusta jugar al cuento de la lechera más que a un tonto una piruleta, eh.

Hay varias maneras de responder a esta pregunta. Tomando como base el estudio que los amigos de Runtri.com hicieron en su momento de cuánto tiempo se empleaba en cada segmento, tendríamos una primera formula:

Según el tiempo empleado en el sector ciclista

Según Runtri, el sector de ciclismo supone aproximadamente el 50% del tiempo total de la prueba. He hecho el cálculo con mis tres pruebas Ironman, y sí, es un estudio válido. Si previamente a la disputa de un larga distancia hemos hecho pruebas cicloturistas sobre una distancia similar, o si incluso ya hemos debutado en una prueba de la franquicia americana, podremos extrapolar el resultado final.

Este gráfico es el realizado por Runtri: Tiempo promedio en sector ciclista como porcentaje del tiempo total en Ironman.

Según el resultado obtenido en una prueba de media distancia

En un medio ironman también tenemos una base sobre la que poder calcular nuestro tiempo final en larga distancia, según dos posibles cálculos:

  • Tiempo total Ironman = Tiempo Medio Ironman * 2,1.
  • Tiempo total Ironman = (Tiempo Medio Ironman) * 2 + 40 minutos.

Obviamente este resultado se cumplirá comparando pruebas con desniveles similares.

En función de nuestro resultado en maratón y triatlón olímpico

Rüst et al, investigadores suizos, comprobaron en 2012 que había correlación entre los resultados de un triatlón de distancia olímpica y el tiempo de maratón con el tiempo final en una prueba Ironman. La fórmula sería la siguiente:

Ironman Masculino:

Tiempo Total Ironman (minutos) = 152.1 + 1.964 * MTO + 1.332* MM

Ironman Femenino:

Tiempo Total Ironman (minutos) = 186.3 + 1.595* MTO +1.318 * MM

Donde MM es minutos empleados en la maratón y MTO es minutos empleados en un triatlón olímpico.

Foto de portada: Kike Abelleira