Si tus mejores marcas deportivas son las que te llevas en la espalda achicharrada por el sol, está exponiendo tu cuerpo a uno de los peores desastres de nuestro nuevo mundo, las quemaduras solares en la piel.

Cada vez es más normal llegar a la playa o la piscina y ver a gente con las marcas de la bici perfectamente marcadas, o de las tirantas de la camiseta de atletismo. Puede parecer algo con lo que decir al mundo “yo entreno como un cosaco”, pero detrás de eso hay una serie de riesgos que cada día debemos cuidar más.

quemadura sol

Según la web cancerdepiel.org , “Una persona tiene doble riesgo de desarrollar melanoma – la forma más grave de cáncer de piel – si él o ella han tenido cinco o más quemaduras durante su vida”.

Desgraciadamente, una quemadura por el sol es mucho más común de lo que realmente debería ser. En una encuesta reciente llevada a cabo en colaboración con iVillage, The Skin Cancer Foundation  se comprobó que el 42 por ciento de las personas encuestadas han sufrido de una quemadura por el sol, por lo menos una vez al año.

Se han hecho otros estudios con maratonianos analizando las horas de exposición al sol con sus largas tiradas corriendo y se ha llegado a la conclusión de que son un colectivo con alto riesgo de generar cáncer. (Universidad Austriaca de Graz)

marcas solares

Esto, llevado al mundo del triatlón significa que si en tu vida has hecho cinco triatlones en los que has llegado a casa con la espalda con más marcas que una boutique de lujo, estás comprando muchas papeletas para desarrollar alguno de los cánceres más comunes de piel.

Desde Planeta Triatlón te recomendamos que con ayuda de tu pareja, al más puro estilo del mundo de los monos, os hagáis un examen de las manchas y lunares que tenéis en el cuerpo teniendo en cuenta los siguientes factores de riesgo:

  • Lunares con diámetros superiores a 5mm
  • Lunares o manchas de varios colores o tonos.
  • Lunares o manchas con bordes irregulares o asimétricos

El mejor remedio, la crema solar protectora.

Fuentes:varias