Queridos Reyes Magos:

Espero llegar a tiempo. Ya sé que esta misma noche vais a pasar por las casas de niñas y niños de todo el mundo a dejar vuestros regalos. Y de muchos adultos.

Quisiera haber escrito antes, pero he estado muy liado.

Este año no quiero nada material. Sólo quiero ser un mejor triatleta en 2017.

Sé que no es casualidad que seais 3 como los segmentos del triatlón. Si podéis llegar en una sola noche a las casas y las ilusiones de tantos niños y niñas, seguro que podéis concederme ese deseo.

Os explico:
Después de unos años sin hacer nada de actividad física, me he enganchado a esto del triatlón porque alucinaba con el cambio que ha dado Martínez, del departamento de Marketing. Él también tiene mi edad y desde que acompañó a un amigo a un medio maratón hace 5 años no ha parado de entrenar. Hoy es un Ironman.
Yo quiero ser como él (pero a él no se lo digo nunca). Han pasados 2 años desde que empecé en esto del triatlón. Y lo cierto es que aunque me parece que me desenvuelvo mucho mejor, me gustaría ser Ironman, como Martínez.

Veréis porque no os pido regalos:

  • Me compré un pulsómetro baratillo al principio, pero ahora ya tengo el último de gama alta, de esa marca que lleva nuestro Dios, Javier Gomez Noya.
  • Primero iba en bici con una con cuadro de aluminio, pero ahora ya tengo un pepino de carbono y estoy esperando recibir una cabra en un par de meses.
  • Con las zapatillas sigo siendo fiel a mi marca de siempre, aunque ahora tengo 5 pares que voy combinando y algunas más que no utilizo, pero que molan mazo. Mi mujer dice que ya tengo bastantes, pero es que me vuelvo loco cada vez que paso por la tienda de running del Jesús.
  • Además, un colega del club abrió una tienda especializada de triatlón y he ido comprando un montón de accesorios y gadgets que me ayudan en los entrenamientos y me permiten arañar unos segundos en las transiciones.
  • Con lo único que no me he animado es con lo del entrenador. Martinez si que va al fisio una vez al mes. Y además tiene un entrenador personal con el que entrenan con regularidad. Yo voy encontrando huecos en mi agenda para nadar, ir en bici los fines de semana y correr cuando puedo. Él me ha dicho que incluso habló con un coach o un psicólogo deportivo durante una temporada que vivía tan estresado que no encontraba tiempo para entrenar. Pero yo creo que todo eso son “pavadas” de moda. No creo que necesite gastarme más dinero en profesionales.

Si que es cierto que debería nadar un poco mejor. Soy mayor, pero si Martinez ha mejorado tanto en la natación y también tiene mi edad es que se puede.

También puede ser que para mejorar en la bici no baste con salir con la grupeta y que haya que hacer algunos entrenamientos específicos. Martinez también dejó de venir un tiempo con nosotros porque dice que él necesita calentar también en la bici. ¿No es de locos?

Corriendo voy bien. Los últimos meses he tenido un poco cargados los sóleos pero me compré unas zapas de natural running y ahora ya no me duelen tanto.

En definitiva, Melchor, Gaspar, Baltasar, que sé que vais en camello para disimular, pero que los tres sois buenos triatletas, ¿me podéis ayudar?

P.D. del autor:

Quería utilizar este post para hacer balance anual pero al final me he puesto a escribir a SS MM los Reyes Magos de Oriente. Yo creo más en la ciencia, en el entrenamiento y en el equilibrio como método de mejora continua, pero… en todas las oficinas hay un Martínez que nos marca el camino, incluso si no lo queremos ver.

Ya hablé una vez, en el post sobre el Modelo GROW de propósitos u objetivos, hace exactamente un año.

¡Ojalá los reyes os traigan lo que necesitáis!