Hacía mucho tiempo que no vivíamos un Kona de forma tan expectante. Tal es el nivel y la pelea que se espera este año en The Big Island que ni si quiera la baja de Jan Frodeno nos está impidiendo disfrutar de toda esta previa. De hecho, puede que hasta el adiós forzado del alemán haya dado más vida a una carrera que parece estar destinada a ser recordada por mucho tiempo. La lista de hombres con opciones a subirse al podio de Hawaii parece la de unas elecciones municipales y, ante la ausencia de Frodo, las opciones de victoria parecen abrirse más. ¿Quién ganará en Kona? ¿Será un ciclista? ¿Uno de los hombres fuertes a pie? ¿Repetirá Lange? ¿Se cobrará su venganza Sanders?

La pelea está asegurada y, como en toda batalla, la estrategia jugará un papel importante en Kona el próximo 13 de octubre. Aunque no deja de ser importante, el agua en la larga distancia tiene más de trámite que otras distancias, así que será en la bici y, sobre todo, en la carrera a pie donde se defina la carrera.

Los ciclistas a buscar el mejor gap

Por un lado tenemos a cuatro hombres fuertes sobre las dos ruedas: Andrew Starykowicz, Cameron Wurf, Lionel Sanders y Sebastian Kienle. Los dos primeros posiblemente no tengan opciones a la victoria, pero sin duda alguna pondrán las cosas muy difíciles en el segundo de los segmentos. Recordemos que ambos son recordmans y Wurf destrozó el parcial ciclista de Kona en 2017.

Sanders y Kienle marcaron el segundo y el tercer mejor parcial tras Wurf el año pasado, por lo que serán los hombres a vigilar sobre la bici. El alemán, que ya sabe lo que es ganar en Kona, es consciente de que su fuerte son las dos ruedas y deberá aprovecharlo para abrir el mayor gap posible si quiere tener opciones. Sanders llega con más hambre de victoria que nunca tras quedarse a las puertas en 2017. A pesar de no ser un mal corredor, el canadiense deberá escaparse lo máximo posible de los runners si quiere pelear por la victoria. 

Pase lo que pase no lo tendrán fácil cuando digan de enfrentarse a los 42 kilómetros. En 2017 Kienle y Sanders llegaron con más de 9′ a la T2 sobre Patrick Lange y David McNamee. El primero acabó ganando la prueba y metiendo 8′ a su compatriota alemán y casi 2’30» al canadiense. McNamee no pudo con Sanders, pero si lo hizo con Kienle, que quedó relegado a la cuarta plaza.

Los runners a rematar en la carrera a pie

Tres hombres tensarán la carrera a pie el próximo mes: Patrick Lange, David McNamee y Javier Gómez Noya. El primero de ellos es el actual campeón, y aunque no en este 2018 no ha logrado grandes resultados, sigue siendo uno de los favoritos. No olvidemos que el año pasado el alemán rompió el récord de la maratón en Kona con 02:39:59. Ojo.

David McNamee fue la gran sorpresa el año pasado. Su buena natación y una gran maratón en 02:45:30 le llevaron hasta la tercera plaza y por seguro que será uno de los hombres peligrosos un año más. Por su parte Javier Gómez Noya llega como el rookie pero siendo otro de los grandes favoritos. El gallego, cuyo punto flaco es la bicicleta, sabe que su baza es su monumental carrera a pie. Y lo saben sus rivales: hace unos meses Lange dijo que Javi sería capaz de correr en 2:30 en Kona.

Muchos números, muchas expectativas y muchas posibilidades. De momento toca esperar y limitarse a soñar con una gran carrera el próximo 13 de octubre.