Cada semana Challenge Family actualiza el ranking de ingresos de los triatletas en función de los premios en metálico que reciben, ya sean de corta, media o larga distancia. Y tenemos buenas noticias, y es que ahora que está a punto de acabar la temporada, y que solo quedan en liza el Campeonato del Mundo de Ironman, así como las pruebas de la SuperLeague Triathlon, podemos afirmar que por segundo año consecutivo el mallorquín Mario Mola lidera el ranking de ingresos por premios.

El discípulo de Joel Filliol ha obtenido por sus victorias en las Series Mundiales 197.500 dólares, doblando casi al segundo, su compañero de entrenamietnos Vincent Luis, que acumula 109.000 dólares. El podio lo completa un Jan Frodeno, que a causa de su reciente fractura de estrés, no podrá competir por más victorias. Aunque ha confirmado que en noviembre volverá a subirse a la bicicleta y con un dorsal, será de manera altruista y por una causa solidaria.

Hay que descender hasta la décima posición para encontrarse al segundo español, Javier Gómez Noya. El gallego, que atesora por premios 43.002 dólares, tiene el próximo 13 de octubre la oportunidad de dar un salto cualitativo y cuantitativo en el ranking. El ganador de Kona se embolsa 20.000 dólares.

Fernando Alarza ocupa la decimotercera posición, con 40.550 dólares. Y la alegría de este año la da un Pablo Dapena que en estos momentos ocupa la vigésimo quinta posición con 29.088 dólares, pero que tiene en su mano alzarse a las primeras posiciones: ahora mismo es segundo en el ranking Challenge por detrás del alemán Sebastian Kienle, pero de hacerse con la primera posición a final de año se embolsaría otros 30.000 dólares. De así ser, podía ser posible que viésemos a tres españoles en el TOP10, como ocurrió en 2016.