La temporada de un triatleta no es nada fácil, y más para un amateur. Escoger las distintas pruebas que queremos correr puede llegar a ser una locura. Es fundamental saber qué fechas vamos a tener disponibles con mucha antelación, planificar nuestros objetivos, cuánto podremos entrenar y un presupuesto para realizarlo. Al fin y al cabo el triatlón es un deporte muy dedicado. Y más si el calendario varía cada pocas semanas. En este post, os daremos cinco razones para escoger una o otra prueba.

Para poder planificar y organizar la temporada hay páginas como Racetick que incluyen muchos eventos de diverso tipo: carreras de cinco o diez kilómetros, maratones, trail o triatlones entre otras muchas… Además en ella se ofrece el servicio de inscripción previa con pago seguro que ofrece al comprador gran seguridad a la hora de comprar. En su catálogo están muchas de las pruebas nacionales, ofreciendo descuentos en diversos eventos.

Reconocimiento

Siendo sinceros, correr en Kona, Roth o Zarautz no es lo mismo que correr en el páramo de tu pueblo. Al final en el precio estamos pagando ese tipo de detalles que diferencian unas pruebas de otras. Un aspecto donde podemos verlo es la llegada a meta. El espectáculo, los speakers, la animación… hacen que finalizar la prueba te sepa a victoria. Ser ‘finisher’ en estas pruebas gusta y mucho.

Precio

Varía de gran manera dependiendo de la prueba. Correr una gran prueba nacional como es la Half Triathlón Pamplona-Iruña que cuenta con más de 400 voluntarios y un gran dispositivo, cuesta 130 euros. Mientras que correr Challenge Roth, solo el dorsal, vale 630 euros. Sin embargo, aquí el año pasado, habían 7.000 voluntarios para 5.000 participantes. Vamos, que te tratan como si fueras un faraón. El mercado de pruebas en España ha crecido sobremanera en los últimos años, ofertando cada mes diversas pruebas a precios muy bajos. Este mismo fin de semana se disputan dos grandes triatlones, el Triatlón de Aranjuez y Santander Triatló del Maritim en Valencia.

Proximidad

Participar en alguna prueba icónica del calendario mundial es una experiencia inolvidable. Eso sí, prepara la cartera porque es caro, muy caro. El transporte en avión, desplazamientos entre casa, zona de prueba y otros viajes, el alojamiento, las dietas… al final, el precio va creciendo y creciendo hasta que nos hace un descosido en la cartera. Al final, la comodidad de disputar una prueba en tu país, abarata muchos los costes.

Modalidad de la prueba

Las pruebas sprint, dependiendo de su participación, se pueden decidir de un fin de semana para otro, sin embargo las pruebas Ironman se deciden con hasta un año de antelación. Esto te puede ayudar a planificar tu temporada. Escoge los eventos que se adapten a tus objetivos y al calendario que tengas.

Clima

A mucha gente le gusta correr con frío y lluvia porque sus músculos se refrigeran. A otros, como es mi caso, nos sienta mal. Elegir una prueba como Ecotrimad, que se disputa el 15 de junio en Madrid, salvo catástrofe, nos proporcionará una prueba con buen tiempo.