Lo normal. El domingo pasado se disputó la Wings for life, una carrera que recauda fondos a lo largo de todo el planeta para distintas causas. En España tuvo lugar en Valencia, con 1.200 participantes. C. Martínez, en chicos, y B. Pereira, en chicas, ganaron la prueba con 66.25 y 49,35 kilómetros respectivamente.

Pues bien. En Munich también se disputaba la prueba. Allí fueron más de 8.000 corredores tomaron la salida. Incluidos unos que no habían comprado su dorsal: un rebaño de ovejas.

Espera, ¿estas ovejas se registraron a través de los canales adecuados? ¿Cómo llegaron exactamente al camino? ¿De quién son? ¿Múnich está controlada por manadas de ovejas? Tenemos tantas preguntas…

Además les acompañaron durante un buen rato.

Para terminar de rizar el rizo, después se les unieron unas cabras…

La verdad es que cualquier cosa divertida que pase en una carrera, ¡bienvenida es!