Nuestro gozo en un pozo. Así es como nos hemos quedado todos al enterarnos de que el récord del mundo establecido por el atleta estadounidense Gene Dykes en el maratón de Jacksonville, Florida, no será homologado.

A sus 70 años, Dykes rebajaba en 25 segundos el récord del mundo de maratón en su categoría de edad establecido por Ed Whitlok a los 73 años y dejando la marca en 2h54:23. Tras haberlo intentado en dos ocasiones durante 2018, a la tercera fue la vencida. No había sido posible en Rotterdam, donde terminó en 2h57:43 y tampoco lo consiguió en Toronto, con 2h55:18, pero a la tercera todo indicaba que aquel 15 de diciembre iba a pasar a la historia. Dykes hizo una carrera para enmarcar, pasando la media en 1:26:56 y corriendo a una media de 4’07″/km con 70 años.

Pero lo que pintaba tan bien, parece que no va tener un final feliz, al menos, no va a ser una marca homologada. Así lo hacía público el propio Gene Dykes en su cuenta personal de Facebook, donde colgaba la siguiente entrada, culpándose en primera persona por asumir algo que no estaba confirmado.

«Antes de correr el Maratón de Jacksonville me puse en contacto con el director de carrera para asegurarme de que era un lugar adecuado para establecer un récord mundial, y recibí como respuesta: ‘debería ser una buena oportunidad para batir el récord’. Di por hecho que tenía razón, pero no me aseguré de tener todo completamente bien atado. Parece que, aunque el Maratón de Jacksonville tiene el certificado USATF, la carrera no fue revisada por la USATF, y tienen que confluir ambas variables para contar con el reconocimiento de récords por la USATF/IAAF.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios sobre la carrera. Todavía estoy muy orgulloso de lo que he logrado, aunque parece que no va a ser ‘oficial’. Dicho esto, todavía me quedan cuatro años más para intentarlo, y quién sabe, ¡podría suceder antes de lo que pensamos!

Una cosa está clara: lo que ha demostrado este veterano corredor de maratones es que, además de ser el mejor corredor de su categoría de edad, es un gran deportista con su actitud tras conocerse la noticia.

Un documento del USATF titulado «Overview and Differences of the USATF Event Sanctioning Program and Course Certification Program»  señala que «la gente a menudo confunde las diferencias entre dos de los servicios más populares del USA Track & Field’s, la sanción de los eventos y la certificación del recorrido. La certificación del recorrido da fe solo de la exactitud de la medida de la carrera, y la sanción no tiene nada que ver con la distancia. Continúa explicando lo que significa sancionar, y mientras que los corredores pueden saber que sólo los eventos sancionados por el USATF son válidos para récords, en ninguna parte se declara esto explícitamente.

Dykes ha expresado su decepción, pero asume la responsabilidad de ignorar que la carrera no era válida para el récord. «Después de la carrera, algunas personas empezaron a insinuar que la carrera no estaba sancionada, y vi en Internet que no lo estaba. Podría haberlo hecho antes de la carrera, y debería haberlo hecho. No puedo culpar a nadie más que a mí mismo

Dykes dice que no entiende realmente por qué la validez para el récord debe estar ligada a que el evento sea sancionado, pero acepta que «las reglas son las reglas».