Venga. El otro día analizábamos qué bicicletas van a llevar todos los participantes de la prueba masculina de triatlón en Río 2016 y hoy le toca el turno a las zapatillas. Esas que tienen que llevarles a la gloria en los 10K finales.

Aquí la variedad es mucho más reducida. Si bicicletas distintas había casi treinta, aquí el funnel se reduce a once marcas: Adidas, Asics, Brooks, Mizuno, New Balance, Newton, Nike, On, Pearl Izumi, Puma y Saucony.

Por encima de todas, Asics, que calzarán trece deportistas, entre ellos nuestro Fernando Alarza y Crisanto Grajales.

En segundo lugar, los hermanos Brownlee y otros ocho triatletas llevarán Adidas.

A partir de ahí, ya está la cosa más repartida: Mizuno calza a ocho triatletas y Brooks a siete. Nike a seis, entre ellos Vincent Luis y Mario Mola. Saucony será llevada por cinco triatletas.

Y de ahí ya pasaríamos a las residuales (para esta prueba): New Balance con dos triatletas, y On, Puma, Pearl Izumi y Newton con uno.