Llega el 19 de marzo, sábado este año para ser más precisos. El bonito día del padre. Seguro que te haría ilusión -además de esas magníficas manualidades que te traen tus hijos del colegio para colgar en el cuadro de tu bici- que se acordaran que tienen un padre triatleta, ¿verdad? Entonces, aquí tienes la entrada perfecta para dinamizar por todo tipo de redes sociales y que nadie te pueda decir luego que no sabe qué regalarte. Seguro que hay algo de lo que aquí te contamos que todavía no tienes. Eres padre y un día es un día.

No te voy a engañar, este deporte es caro de narices. Cada día el mercado nos ofrece productos mejores que las versiones anteriores y eso no es precisamente barato. De todas formas, también incluyo otros detalles más accesibles que pueden hacer la misma ilusión que la mejor cabra del mundo.

 

Dispositivo GPS

Cualquier recién llegado al mundo del triatlón experimenta una sensación de desbordamiento ante tanta disciplina deportiva. Por eso, lo mejor es contar con un buen aliado tecnológico que pueda guardarnos toda la información necesaria para seguir nuestros progresos. Actualmente la primera división de esta liga la juegan tres modelos y tres marcas, Polar con su V800, Garmin con el 920XT y Suunto con el Ambit 3 Peak. Nosotros en su día ya nos encargamos de hacer una comparativa para que pudieseis decidir cuál es el modelo que mejor se adapta a vuestras necesidades y gustos particulares.

También os diré que se trata de dispositivos en un rango de precio de 400-500 euros incluyendo sensor de frecuencia cardíaca. Es decir, es un verdadero regalo que hay que ganarse primero.

 

Monitor de frecuencia cardíaca para el agua

Ya te presentamos en su momento las novedades de Garmin en monitores de frecuencia cardíaca para agua: HRM-Tri y HRM-Swim. HRM-Swim está pensada para nadar en piscina y con un material especial que impide que se mueva en volteos, registra los datos debajo del agua y se sincroniza fuera con el dispositivo. HRM-Tri es apta para los tres sectores del triatlón: natación, ciclismo y carrera. Proporciona datos de dinámica de carrera como la cadencia, la oscilación vertical y el tiempo de contacto con el suelo en cada zancada.

Ahora vamos al precio: Garmin HRM-Swin: 99€, Garmin HRM-Tri: 129€, Garmin HRM-Kit: 199€

 

Zapatillas de correr

A nadie le amarga un dulce. Pues lo mismo podríamos decir de un par de zapas nuevas de correr para un triatleta. Parece que es un regalo un tanto esperado, pero no por ello menos valorado. Tener un juego de zapatillas nuevo en el armario a mí me da una paz y tranquilidad espiritual que no muchos podrán entender. Y aquí, cada maestrillo tiene su librillo y sabe qué marcas y modelos le funcionan mejor que otras. No dejéis de leer los 5 mitos sobre zapatillas de correr que existen por si os puede abrir la mente a la hora de seleccionar el regalo para ese padre triatleta. Una marca que está entrando con mucha fuerza en triatlón es Skechers, con la que hemos corrido todos los redactores de Planeta Triatlón y nos ha sorprendido la respuesta que da en cuanto a ligereza y sujeción. Si tienes la oportunidad, pruébala.

Y si elegir zapatilla para tu padre/pareja te supone un verdadero quebradero de cabeza, una apuesta segura es Asics Gel Noosa Tri, un clásico en el mundo de triatlón desde hace 10 años. No eres un verdadero triatleta si no has tenido un par alguna vez en tu vida.

 

Neopreno

Antes o después tendrás que acabar comprándote un neopreno si quieres participar en diferentes pruebas a lo largo del año. Y si ya lo tienes, seguro que le has echado el ojo a la gama superior, pero no te decides. Muchas veces entrenas con el mismo neopreno que compites, y al final acabas destrozándolo con enganchones de uñas. Por eso, tanto si eres un triatleta novato, como si eres un experto, nunca te viene mal un regalo como éste.

Encontramos en el mercado tres rangos de precios y gamas. Una gama baja (100-200€) caracterizado por su elevada flotabilidad y espesor y poca flexibilidad. Son más resistentes y se pueden usar perfectamente para entrenar y competir. Una gama media (200-400€) caracterizada por tener una buena relación flotabilidad/flexibilidad. Son también resistentes permitiendo un uso para entrenar y competir. La gama alta (400-800€) se caracteriza por la flexibilidad y libertad de movimiento, pero poca flotabilidad (no aptos para malos nadadores). Son por lo general menos resistentes y se rompen y rasgan con facilidad.

 

Varia Visión, visor de datos para bicicletas

Es el primer sistema de pantalla proyectada de Garmin, que permite ver la información que quieres en el momento que desees. A través de un dispositivo acoplado a los laterales de tus gafas muestra los datos de rendimiento. Se vincula también con las radares retrovisores de la marca Garmin Varia para avisar del tráfico trasero e incluso envía alertas por vibración de notificaciones.

Es como si la ciencia ficción llegara al ciclismo, pero ya está aquí y se puede comprar por 400€. En general, toda la nueva línea de dispositivos inteligentes para bici Varia de Garmin es una apuesta de la marca para conseguir que la carretera sea un entorno más seguro para los ciclistas.

Gafas de natación

Al igual que las zapatillas de correr, normalmente un triatleta no hace ascos a unas nuevas gafas de nadar. Quien más quien menos las tenemos de aquella manera y por pereza muchas veces no las cambiamos. Lo bueno de este regalo es que es mucho más asequible de precio para los que no se quieren gastar una barbaridad el día del padre. Por 30€ tienes un regalo que seguro que le va a encantar a tu padre. Los modelos más usados en general son las Zoggs Predator y las Aqua Sphere Kayenne. Una muy buena opción de regalo sería comprarle el mismo modelo que utilice habitualmente pero en versión polarizada, para que se desenvuelva mejor en aguas abiertas.

Autobiografía del mejor triatleta de la historia

“A pulso, la historia de superación de Javier Gómez Noya”, con prólogo de Manuel Jabois y escrito por el periodista Paulo Alonso. Lo tienes en versión kindle por 6 € y en tapas blandas por 17€. Para que luego digas que este deporte no es barato. Es un regalazo para todos aquellos amantes de este deporte que quieran conocer la increíble historia de nuestro 5 veces Campeón del Mundo de WTS. “Una epopeya asombrosa, tan rodeada de intrigas y desengaños, que parece un thriller alrededor de un deportista admirado en todo el planeta”.

Ruedas de perfil

Si tu padre está muy pesado con el tema de las ruedas de perfil, habrá que lanzarse a por ellas, ¿no? Es una evolución lógica de cualquier ciclista. Y para aquellos que no sepan exactamente a qué nos referimos, se trata de aquellas llantas que tengan un perfil de 40 mm en adelante. El perfil medio se situaría entre los 35 y 40 mm, y el perfil bajo está en menos de 30 mm. Las ruedas son el segundo elemento que más resistencia genera contra el viento después del cuerpo, de ahí su importancia si queremos ganar algunos vatios de potencia contra el viento.

Si son las primeras ruedas que se compra, mi consejo es que se meta en un perfil 50, ni más ni menos. De esta forma, tendrá unas ruedas muy polivalentes que le servirán para entrenar y para competir. Ya tendrá tiempo de subir perfil más adelante. Pero para empezar, hay que hacerse a ellas y dominarlas cuando sopla aire. Del precio mejor no hablamos, depende de marcas y modelos, pero cuenta con que no bajan de 300€.

 

Acoples o manillar aero

Si la cabra por ahora no tira al monte, y seguimos con bici de ruta, no tendremos más remedio que ponerle un acople o manillar aero. Aquí lo primero que tienes que hacer es estudiarte el reglamento de la FETRI, que limita bastante el tipo y configuración de los acoples de triatlón en pruebas con drafting y sin él. Hay acoples para corta distancia (drafting permitido) y para larga distancia (drafting prohibido). Dependiendo de qué distancia haga una persona optaremos por unos o por otros, que son muy diferentes, tanto en forma como en precio. El precio de salida suele rondar los 125€ y llegar hasta donde tú quieras, 4 cifras incluidas.

Bañador de arrastre

Si la piscina ya se hace dura con un bañador normal, imagínate con un bañador de arrastre, que te da ese punto de resistencia para mejorar la intensidad de los entrenamientos. Solo se pierden unos pocos segundos por cada 100 metros, pero a cambio aumenta el tono muscular y la velocidad de nado. El tejido permite que el agua entre dentro del bañador y aumente ligeramente la resistencia, sin tener que sacrificar la técnica ni la fluidez dentro del agua. Es muy opción si tu padre es un pez plomo.