El cuerpo humano está diseñado para la vida terrestre. Cuando nadamos el cuerpo tiende a hundirse, por lo que mantenernos en equilibrio es complicado. Al realizar ejercicios de natación como bien puede ser la patada o la brazada, estamos realizando un gasto de energía alto. Si a esto le sumamos que no tenemos un balanceo correcto, nuestro gasto de energía se dispara. La posición de equilibrio en el agua es una técnica que hay que trabajar mediante diversos ejercicios.

Técnica de respiración y equilibrio

Hoy os enseñaremos dos ejercicios muy parecidos pero que varían en la posición del cuerpo. Para realizarlos, nos podremos ayudar de aletas, que siempre son un elemento de apoyo muy útil.

Para realizar el primer ejercicio dejaremos caer nuestros brazos estirados hacia el tronco. Comenzaremos el ejercicio con la patada, debe de ser suave, simplemente para que exista movimiento. La cabeza debe de apuntar al suelo. Cuando empecemos a movernos, debemos de girar nuestra cadera posicionando nuestro cuerpo de forma horizontal. Este giro debe de hacerse cada dos segundos. En cada viraje podremos respirar.

El segundo ejercicio es bastante parecido aunque más sencillo. Esta vez utilizaremos nuestro brazo como guía, recordando en cierta manera al ejercicio de la Estatua de la Libertad. Dependiendo de la extremidad que utilicemos, giraremos hacia un lado u otro. Es recomendable utilizar un brazo en cada serie y no variar. Para su realización seguiremos los pasos del ejercicio anterior, aunque en este solo viraremos hacia el lado contrario del miembro que estemos utilizando como guía. Es primordial no dejar caer al piernas para no perder equilibrio y que la técnica no sea eficaz.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🔥 Breathing and Balance🔥 – Once you feel comfortable breathing naturally in the water, you can move on to your balance. – Kicking with your body in a horizontal position is a great way to practice your balance and breath position in a comfortable way. – Try to get your hips and legs at the surface of the water by pressing against the water. Don’t fight the water….. instead, feel it on the underside of your body and push into it. – Once you feel comfortable, you can perform a number of drills. – Rotate your body with your arms at your sides. Kick with one arm out in front of your body. Kick on your back. Any way that you can practice getting your body at the surface of the water will help your stroke. – I always loved these types of drills. I loved the feeling of the water “flying” around me. – If these types of drills stress you out because you feel like you can’t breathe or move forward, I would definitely make them a part of your regular workout. – Get the feeling of flying in these drills and watch the rest of your strokes improve. – KEEP IT UP

Una publicación compartida de Chad Castillo, Educator/Coach (@chad_castillo8) el

Si al realizar estos ejercicios notas que no consigues respirar correctamente o que el movimiento no es liberado, seguramente tu técnica de equilibrio no es eficiente y deberás de entrenar este aspecto.