Partamos de una premisa: No hay una forma correcta de respirar cuanto estás entrenando. Qué manera se adapte mejor dependerá de la persona, la intensidad del ejercicio que está realizando y su grado de entrenamiento.  Es así como en personas con poco entrenamiento resulta normal que le cueste cuan hace un ejercicio de media intensidad, respirar solamente por la boca. En estos casos, su organismo requiere de mucho oxígeno para poder mover los músculos y le resulta insuficiente el respirar solo por la nariz, y por eso la necesidad de inspirar y espirar a través de nariz-boca y esto le sea algo normal e instintivo.

Es verdad que inspirar por la nariz aclimata y limpia el aire antes de que este llegue a los pulmones, pero también en cierto que cuando a los músculos carecen de energía muy poco le importa la temperatura que el aire pueda tener y menos las partículas que puede contener, solamente quiere aire.

Al igual que el resto de los movimientos musculares, la respiración se entrena. Un deportista bien entrenado puede conseguir introducir más cantidad de aire de una sola inspiración y cansar menos sus músculos respiratorios. Cuando sales a correr y quieres hacerlo bien, son muchas las dudas que te surgen, pero te has parado en algún momento a pensar en ¿Cuál es tu manera de respirar durante la carrera?; es por esto que así como nos preocupamos por calzar unas zapatillas adecuadas a nuestro pie y pisada, tenemos que ser conscientes de la importancia que tiene el respirar correctamente.

¿Por la nariz o por la boca?

Lo ideal es respirar por la nariz, pero si vas a ritmos muy rápidos, y aún cuando algunos especialistas no lo aconsejan, puedes utilizar la boca, pues de esta forma el oxígeno entra de forma más rápida al organismo.

Para los corredores respirar es como comer y si no puedes alimentar a tus músculos con el oxígeno necesario, no podrás ni correr muy rápido ni tampoco llegar muy lejos.

Son muchas las razones por las cuales ventilar de una forma correcta mientras estás en carrera o entrenamiento es imprescindible. Entre las más importantes podemos mencionar: la supervivencia, el rendimiento y el disfrute. Poder dominar la respiración es algo esencial para que puedas progresar como corredor. Correr a un ritmo que te deje respirar de una forma holgada debe convertirse en tu principal objetivo.

Debes tomar consciencia de que el arte de correr no está fundamentado únicamente en el movimiento de las piernas, sino que también está basado en tener un total dominio del aparato respiratorio, lo que harás que lo puedes disfrutar más y sufras menos.

¿Cómo puedes respirar mejor?

Lo primero que debes intentar es dejar de un lado el estrés, pues seguramente te has dado cuenta que cuando te encuentran tenso no hay una forma provechosa de respirar. Claro está que respirar bien durante la carrera es algo que se logra con la práctica y la experiencia.  De hecho, si le llega a preguntar a un corredor que tenga muchos kilómetros en sus piernas, este te dirá que no tiene idea de cómo respira, ya que es una cuestión inconsciente y que solamente le sale.

Posiblemente lo verdaderamente importante al momento de respirar bien en carrera, no viene siendo por donde se recoge y bota el aire, sino más bien al ritmo al que lo hacemos, el cual debe ser cómodo y fácil, así como debe ser coherente a nuestra velocidad y sensaciones.  En época de frio es recomendable tomar el aire por la nariz, ya que de esta manera entra más caliente y protegemos laringe y pulmones, pero si te tocan series exigentes no te quedará más que abrir la boca.