Españoles: la temporada… Ha muerto.

Tendría que haber sido tras el Ironman de Barcelona, sí, pero como me gusta procrastinar y posponer las cosas más que comer con las manos, pues… nada, un mes más de lo debido. Muchos kilómetros, muchas horas y demasiadas calorías.

¿Estoy contento? Por supuesto. Me he pasado tres pueblos y medio con la carga, pero hay que asumir que soy así: calvo, con barba y un bruto. Empecé con un olímpico y con la mente puesta en hacer un half, y al final me lié la manta a la cabeza, hice cuatro y acabé con un ironman. #lotipico. Pero he disfrutado como un enano.

Ahora nada, ahora toca abrir un nuevo excel para la temporada 2014 / 2015…