Puede sonar a barbaridad el reto que Borja Ortiz se ha propuesto para los próximos 23, 24 y 25 de julio. Pero como bien dice el propio protagonista de esta historia, un verdadero reto es aquel en que las posibilidades de fracaso son mayores que las del éxito, debido a su dureza. Borja Ortiz  nos tiene acostumbrados a realizar todo tipo de retos en diversos medios: nieve, agua, asfalto, tierra y sendas, e incluso desafíos por montaña con todo tipo de terrenos.

Borja Ortiz ha logrado ya numerosos desafíos deportivos a lo largo de su carrera. Empezó a practicar montañismo y ciclismo a los quince años de edad y pronto también se inició en el esquí. En este último deporte, entre otros logros, destaca un recorrido de 110 kilómetros de distancia en los Alpes, que logró finalizar en 43 horas sin parar en ningún momento. Además, Ortiz ha participado en otras carreras en distintos deportes, como algunas de larga distancia en bicicleta de montaña. Entre ellas destacan las ’24 horas de Mataporquera’ o la prueba ‘Pedals de Foc Non Stop’, que le llevó a recorrer el Pirineo catalán sin descanso.

También fue el primero en hacer un triatlón (solidario) que comenzó en la Virgen del Mar y acabó, tras 16 horas, en los Picos de Europa, en el que combinaron la natación, el ciclismo y el montañismo. Sus deportes favoritos, junto el esquí.

El año pasado ya intentó el Súper SoplaoMan, el desafío consistía en hacer las tres modalidades del SoplaMan, más parte de la prueba del Soplao de Carretera. Todo seguido. Es decir, natación de 10 Kms, ciclismo (150 Kms con bici de carretera con 4 puertos de montaña (gran parte del recorrido del Soplao-Carretera), ultramaratón  (75,99 Kms de carrera por montaña, y para teminar, BTT (110,96 Kms). Tras 36 horas dándolo todo, Borja se quedó tan solo a falta de hacer la última ascensión al Negreo, pero se estaba cerrando la carrera y no pudo completarlo a falta solo de una subida.

El pasado 9 de julio el desafío fue en el agua. Borja estuvo nadando durante 18 horas y 55 kilómetros desde Santander hasta San Vicente de la Barquera, otro reto que le ha servido para motivarse ante el nuevo objetivo que tiene por delante, que no es moco de pavo.

Borja Ortiz Pereda

Foto: Marcos Hernando

Reto 30 puertos de Cantabria

Con motivo del 30 aniversario del fallecimiento de su madre por cáncer de mama, Borja ha decidido realizar este reto de subir los 30 puertos de montaña de Cantabria en 900 Km, sabiendo que no es comparable con el esfuerzo que supone la lucha diaria de las mujeres por superar la enfermedad.

Un reto que afrontará los próximos días 23, 24 y 25 de julio de forma «non stop» y que le llevará a afrontar 900 kilómetros y 20.000 metros de desnivel positivo. Saldrá el martes 23 de julio a las 12 del mediodía de Castro Urdiales para afrontar lo más duro que ha hecho hasta ahora en bici, intentar subir los 30 puertos que tiene Cantabria. La idea es llegar a Potes el jueves 25 de julio por la tarde-noche, tres días con sus dos noches sin dormir en non-stop, aunque no descarta dormir algo en la segunda noche en función del cansancio acumulado que vaya arrastrando.

Tres días y dos noches non stop

Primer día (23 de julio): Borja atacará los puertos que limitan con el País vasco (Muñecas y La Escrita) después, la Granja y Hoyomenor a Ampuero, y ya pasará a Burgos por los Tornos y la Sía y vuelta a Cantabria a Arredondo. En la primera noche subirá los puertos de Cruz Usaño, Fuente las Varas, Campolayal y Campo la Cruz, llegando a Solares, Peña Cabarga, Alisas. Debería amanecer en el durísimo puerto de los Machucos con rampas del 26%,

Segundo día (24 de julio)el Caracol, la Estranguada, durísimo puerto de 5 Km con uno de ellos al 17% de media, Lunada, Estacas de Trueba a la Vega de Pas, la Braguía a Entrambasmestas, el Escudo, Matanela, Carrales a Polientes y de noche, Pozazal. Al llegar a Reinosa, subirá a 2.000 mts a la Fuente del Chivo en Alto Campoo, Palombera a Cabuérniga y le amanecerá por Carmona.

Tercer día (25 de julio)Puentenansa, sin llegar a Unquera, irá hacia Panes, la Hermida, collados de Hoz y Ozalba, y los 40 Km de subida a Piedrasluengas por Polaciones. Una vez baje a Potes, le quedará subir y bajar San Glorio, vuelve a Potes y subir y bajar Fuente Dé, para finalizar en Potes.

Solo leer tanto puerto seguido sin descanso ya cansa. Desde aquí todo nuestro apoyo para que consiga su objetivo y su reto, donde las posibilidades de fracaso son, sin duda, mayores que las del éxito. Por eso son retos.