Rikako Ikee, la mejor nadadora de los Juegos Asiáticos 2018 con tan solo 18 años, continúa su dura batalla contra la leucemia mientras se decide su futuro en la natación.

La superestrella japonesa de la natación que tiene récords nacionales en los 50 (24.53), 100 (53.27) y 200 metros estilo libre, dio a conocer su enfermedad a finales de febrero, solo seis meses después de haber cosechado 6 medallas de oro en en los Juegos Asiáticos del verano pasado en Yakarta.

Inmediatamente después de haberlo hecho público, la joven nadadora japonesa comenzó el tratamiento de la enfermedad, sobre el que la semana pasada dijo que “es decenas de veces, varios cientos de veces, varios miles de veces más difícil de lo que pensaba.

Sin perder la esperanza todavía a menos de 500 días de la próxima edición de los Juegos Olímpicos de verano, Ikee ha dicho a través de su cuenta de Twitter: «499 días para los Juegos Olímpicos de Tokio. Llego tarde por un día. ¡No me rendiré todavía!»

Ver esta publicación en Instagram

 

* 東京オリンピックまで499日 1日遅れちゃった💦 まだまだ諦めないぞー!! #使う写真は毎回同じ

Una publicación compartida de Ikee.Rikako (@ikee.rikako) el

Rikako Ikee compitió en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en las pruebas de 50 metros libres, 100 metros libres y 100 metros mariposa. Su mejor resultado fue en la prueba de mariposa, donde terminó quinta con tan solo 16 años, estableciendo un nuevo récord nacional con su tiempo. Desde entonces ha bajado su marca de Río varias veces y actualmente ostenta el récord nacional de Japón en los 50m, 100m y 200m estilo libre tanto en piscina larga como corta, así como en los 50m mariposa. También es la nadadora japonesa más rápida de la historia en la prueba de 100m estilos en piscina corta.