Los hay que tener muy gordos, porque como broma de mal gusto, es un rato…

Algún gracioso ha robado la señal de tráfico que anunciaba la llegada a la cima del mítico Mont Ventoux y en la que los miles y miles de ciclistas que alcanzaban ese punto tras hora y pico pedaleando se hacían una foto para inmortalizar el momento.

Sandra Martin, campeona de trail running francesa, fue quien dio la voz de alarma, diciendo que el robo era «escandaloso y un sacrilegio». Y con razón. Pero no solo fue ella quien se dio cuenta. Lionel Tartelin, conocido como Ventouman y que ha escalado en bicicleta Mont Venotux más de cuatrocientas veces, creo que es complicado que haya sido un ladrón quien haya robado la señal. «Cuando subí el Mont Ventoux el 25 de junio, la señal no estaba ya allí. Es como cortar un arbol o flores, eso estropea nuestro bonito Ventoux».

mont ventoux

Foto: francebleu.fr

Luc Reynard, alcande de Bedoin, el pueblo a los pies de la montaña, es de la opinión -aunque no puede demostrarlo y nadie se ha dirigido a él para confirmarlo- de que han sido funcionarios públicos quienes la han retirado para sustituirla por una nueva, que informe de la altimetría correcta: 1.897 metros en vez de los 1.911 que marcaba la señal hasta ahora.