Ross Edgley ha batido ya, en su 74 día consecutivo nadando alrededor de Gran Bretaña, el récord mundial de natación en mar abierto. El hombre más fuerte de todo Reino Unido, de 32 años, lleva sin pisar tierra desde que dejó Margate en Kent el 1 de junio en su desafío de convertirse en el primer hombre en nadar rodeando toda la isla de Gran Bretaña. Esto, llevado a datos puros y duros supone enfrentarse a una travesía de 2.000 millas, o lo que traducido a kilómetros son 3.218 kilómetros de natación.

El pasado martes, Ross Edgley batió el récord de 73 días que estaba en manos de Benoit Lecomte, nadador de larga distancia que en 1998 había cruzado el Océano Atlántico. Edgley, que se encuentra ahora mismo nadando en la costa oeste de Escocia, lleva nadadas unas mil millas hasta la fecha. Hace dos sesiones de natación de seis horas al día cuando la marea cambia, y descansa el resto del tiempo en su barco de apoyo. Su estimación de tiempo para acabar el reto es aproximadamente de 60 días para llegar a Margate: «Es emocionante conseguir un nuevo récord, pero aún nos queda mucho por hacer», ha dicho el nadador.

Ross Edgley

Foto: Instagram

«Hemos hecho una mini celebración durante el desayuno, pero aún nos quedan más de 900 millas por recorrer, así que estamos tratando de celebrar, pero al mismo tiempo entender que aún queda mucho por hacer». El nuevo récord de «longest assisted contiguous stage swim» será verificado por la World Open Water Swimming Association (Wowsa) una vez que finalice su recorrido por la península británica.
Ross Edgley, de Grantham, en Lincolnshire, tiene gran interés por los exploradores británicos y se animó a aceptar el reto porque nadie había nadado antes por el territorio continental británico.

La sal es uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el nadador, que le ha afectado ya a trozos de su lengua por la exposición extrema al agua salada, así como las dolorosas rozaduras del neopreno. Las medusas son otro peligro, pero también es cierto que está viviendo experiencias increíbles con el mundo marino, incluyendo ser seguido por alrededor de cinco horas por una ballena enana y nadar junto a delfines.

Ross Edgley necesita ingerir de 10.000 a 15.000 calorías al día, alimentándose mediante cuatro o cinco súper batidos al día. Come de todo, desde pizzas y hamburguesas hasta pescado y patatas fritas, y lleva ya 356 plátanos hasta ahora.

Ross Edgley

Foto: Instagram

«Durante 74 días de natación he pasado más de 20 de ellos boca abajo mirando el fondo del mar, así que he estado experimentando la costa británica a través de otros sentidos. El agua escocesa es mucho más fría y tiene un sabor más fresco, y el mar de Irlanda tiene un sabor agradable y un color turquesa increíble. He visto muchas medusas y las medusas en Escocia son más grandes y malvadas. Hay mucho que esperar, pero también un largo camino por recorrer.»

Ross Edgley no se cansa de repetir que este reto sería imposible sin la tripulación de su barco de apoyo Hecate, capitaneado por Matt Knight: «Todo el mundo a bordo está tan involucrado en esto como yo y somos un equipo. Y como equipo hemos ideado un plan que puede hacer esto posible.»