El nadador estadounidense Ryan Lochte y su esposa, la modelo Kayla Reid, han anunciado que serán padres por segunda vez. El anuncio de su futura paternidad no llega en el mejor momento para el nadador que actualmente cumple una suspensión de 14 meses por violación del Código Mundial Antidopaje tras recibir, el pasado mes de julio, transfusiones intravenosas por cantidad superior a 100 ml en un período de 12 horas sin una Exención por Uso Terapéutico (TUE). Además, por si ya tenía poco, en octubre dijo que se sometería a un tratamiento para superar su adicción al alcohol tras protagonizar un incidente en un hotel de Los Angeles. En el post publicado en Instagram parece que Lochte se reafirma en su compromiso de participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020: “No puedo esperar para llevar a mi familia de 4 a Tokio 2020” dice el nadador.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

BOOM!!!! Baby number 2! Can’t wait to bring my fam of 4 to #tokyo2020 #blessed #Lochte4 #familyjustgotbigger

Una publicación compartida de Ryanlochte (@ryanlochte) el

Ryan Lochte ha ganado 12 medallas olímpicas, 5 veces campeón olímpico y ha competido en cuatro Juegos Olímpicos, desde Atenas 2004. Desde los Juegos Olímpicos de  Río 2016, donde solo consiguió una medalla de oro en el relevo de 800 metros libre, Lochte ha competido con moderación, debido principalmente a las varias sanciones. Protagonizó, además, un escándalo junto a tres nadadores más cuando simularon un robo para ocultar su estado de embriaguez después de una noche de fiesta, mintiendo y pretendiendo perjudicar a la policía de Brasil. Recibió una suspensión de 10 meses y varias marcas de primer nivel le retiraron su patrocinio, entre ellas Speedo. Sus problemas legales en Brasil aún no se han resuelto completamente casi dos años después. Una petición de “habeas corpus” por parte de Lochte ha sido denegada esta semana por un magistrado de la Corte Suprema de Brasil, quien negó el recurso de “habeas corpus” presentado por la defensa del plusmarquista al no verificar la existencia de una “flagrante ilegalidad” que autorice el cierre de la causa.

Lochte podrá volver a competir en los US Nationals que empezarán el 31 de julio, pero su clasificación solo le garantizaría una plaza dentro del equipo nacional estadounidense, nada más. No parece nada fácil que podamos volver a ver a Lochte en unos Juegos Olímpicos, a pesar de que solo Michael Phelps tiene más medallas olímpicas en natación que él.