Si hay alguien que se puede permitir escoger el material que usa, son los profesionales, tanto de ciclismo como de triatlón. Pero por encima de todos, una figura, la de Peter Sagan. El eslovaco, que esta madrugada se hacía con su primera victoria del año, sorprendía hace unos días al confirmar que la Down Under Classic la correría con una bici de aluminio.

Vivimos tiempos en los que los aficionados vivimos para y por el ahorro de vatios, los materiales y las novedades del mercado. Y sin embargo uno de los mejores ciclistas de la última década se despunta con una bici cuyo cuadro podría ser perfectamente de los años 90.

¿Y por qué? Sagan no ganó la prueba, en la que el flamante fichaje de Lotto Caleb Ewan se hizo con el triunfo, pero quedó segundo en un ajustado sprint. Desde la marca han apuntado que la decisión era conjunta, pero está claro que ambas partes vuelven a salir beneficiadas.

De todos es sabido la afición del tres veces Campeón del Mundo por divertir y divertirse. «No me importan las victorias, el espectáculo es lo más importante«, dijo en su momento, y esta decisión del lunes pasado es una vuelta de tuerca más por ese esfuerzo de hacer cosas distintas que gusten al aficionado. Pero por otro lado, Specialized, que como la gran mayoría de marcas ciclistas tiene su foco en la venta de bicicletas de aluminio, da un espaldarazo perfecto a sus modelos de este material.

Y todo sin jugarse mucho, ya que la Down Under es una clásica de apenas una hora de duración, una bienvenida al calendario.

¿Cómo es la bici de aluminio de Peter Sagan?

La Allez Sprint con frenos de disco fue lanzada en agosto de 2018, y cuenta con un cuadro de aluminio basado en una tecnología única, la DSW (D’Aluisio Smartweld), que permite poner más material donde realmente se necesita. Hablamos de una bicicleta que apenas cuesta 1.800 euros, lo que, en un mercado en el que los triatletas y ciclistas hacemos inversiones superiores a los 3.000, es un muy buen golpe de efecto por parte de Specialized.

Por lo demás, el modelo utilizado por Sagan, con los colores de su equipo, el Bora, cuenta con Shimano Dura-Ace Di2, ruedas Roval CLX 64 -las que hemos visto en alguna ocasión a Javi Gómez Noya- y el manillar Aerofly de la Venge.