Las derrotas a Lionel Sanders le afectan mucho más que al resto de triatletas. El canadiense, a tenor de todas las decisiones que ha tomado desde que finalizase Ironman Tremblant en segunda posición, está tratando de no cometer los mismos errores, a riesgo de cometer otros. Hace unos días nos explicaba a través de su canal de Youtube cómo había cambiado su plan nutricional. Hoy, también a través de su vblog, nos ha sorprendido con otra importante decisión.

 

El de Skechers ha querido testear si los cambios puestos en práctica en las últimas semanas van por el buen camino y para ello ha decidido llevar a cabo un ironman en solitario como entrenamiento. “Mañana haré cuatro kilómetros de aguas abiertas sin neopreno. Inmediatamente después, sin ingerir nada, 180 kilómetros de ciclismo como si de Kona se tratase, en la misma intensidad. Y nada más bajarme, correré“, dice a la cámara mientras almuerza.

Para mí esto será suficiente para demostrarme que, si lo hago bien, habré puesto solución a los errores que cometí en Mont Tremblant“. comenta recordando como que en el kilómetro 21 se tuvo que poner a caminar.

Uno de los grandes errores cometidos hace unas semanas fue adelgazar dos kilos en los dos días previos a la disputa de la prueba. “Hoy estoy comiendo todo lo que sea capaz“, explica Sanders, “al contrario de Mont Tremblant, donde traté de comer lo menos posible para llegar fino a la prueba“. Además, a lo largo de los últimos días también ha llevado a cabo una importante carga de carbohidratos y electrolitos, tratando de demostrar que esta vez sí que tiene el plan nutricional correcto.

Hasta tal punto quiere emular Kona que las botellas que ha utilizado para los avituallamientos son exactamente las mismas que se va a encontrar en la Big Island. “Quiero saber cuántos kilómetros tardo en consumir cada bidón“, comenta.

En el próximo vídeo de Sanders sabremos cómo ha ido el test. Conociéndole, es capaz de haber hecho un sub8h…