Esta imagen de Sophie Power, corredora popular de ultrafondo y madre de dos hijos ha dado la vuelta al mundo por su capacidad de compaginar su faceta de madre y deportista a la vez. Ser madre y deportista a la vez no es fácil, seguro que entendéis de lo que hablo muchas de vosotras. Por eso, cuando ves casos de gente popular capaz de hacerlo, merecen ser contados. Nada más y nada menos que completar el Ultra Trail del Mont Blanc  (UTMB) en 43 horas, 33 minutos y 9 segundos. Son 171 kilómetros y 10.000 metros de desnivel positivo en pleno Mont Blanc.

La victoria en categoría élite masculina fue para el francés Xavier Thevenard tras entrar en la meta de Chamonix con un tiempo de 20 horas 44 minutos y 16 segundos. Y en categoría femenina, la italiana Francesca Canepa se impuso, por primera vez en su trayectoria deportiva con un tiempo de 26 horas 03 minutos y 48 segundos.

Un fotógrafo de Strava obtuvo esta singular foto de Sophie Power cuando llevaba 16 horas de carrera. Pocas imágenes pueden expresar tanto:

“Los pechos me estaban matando de dolor”, confesaba Sophie a la edición estadounidense del HuffPost. Aunque generalmente da el pecho a Cormac, su hijo de 3 meses, cada tres horas, no pudo verlo hasta que llegó a Courmayeur, en Italia, más de medio día después de haberle dado el pecho por última vez, en la línea de salida. Esas primeras 16 horas fueron muy difíciles. “Me iba sacando leche con la mano siempre que podía”, cuenta Sophie. Su marido y principal ayudante en esta historia, John Power, le esperaba en muchos puestos de ayuda con un sacaleche.

“Cuando llegué a Courmayeur tenía los pechos llenos, así que fue un alivio ver a mi hijo Cormac, me alegré mucho al ver que estaba hambriento y feliz. “Nunca he pasado tanto tiempo lejos de él”.

Cormac es el segundo hijo de Sophie, que empezó a correr en 2009 y ha podido entrenar durante sus dos embarazos. Eso sí, era plenamente consciente de que el bienestar de sus hijos estaba por encima de cualquier entrenamiento y que tomó la salida del UTMB sabiendo que si hubiera habido algún problema con la alimentación de su recién nacido, ella se habría retirado de la carrera. “Durante el embarazo cómo todos los consejos que me daban era levantar las piernas y estar tranquila, ya que hacer cualquier cosa era demasiado arriesgado. Esto no es lo mejor para prepararse para la maternidad. Estar en forma, saludable y fuerte es muy importante y debería ser algo básico para las embarazadas”.

Sophie Power

Foto: Instagram // Sophie Power

“Teníamos tres objetivos para la carrera: el primero era pasar un buen rato en la montaña, tomarme un pequeño descanso y volver a lo que me gusta hacer; el segundo era llegar a Courmayeur; y el tercero, si era posible, llegar hasta el final, pero no nos centramos en eso”, explica la atleta.

Todo un ejemplo de maternidad, resistencia y fuerza del cuerpo humano en esta corredora popular que esperar poder inspirar a más mujeres como ella. El hecho de ser madre no debería ser sinónimo de no tener tiempo ni siquiera para hacer lo más te guste, que puede ser el deporte. Lo importante es buscar el hueco al día para ti, porque ello redunda al final en la salud mental, y en la felicidad de todos los que nos rodean.

 

Fuente: huffingtonpost