Hace unas horas Michael Phelps ha ganado su vigésimo tercera medalla de oro en unos Juegos Olímpicos. Ha sido en la final del 4×100 estilos por relevos, junto a Miller, Nathan Adrian y Ryan Murphy y con récord olímpico incluido. Les han acompañado en el podio Gran Bretaña y Australia.

Tras la ceremonia de entrega de medallas, Phelps ha declarado que es la mejor manera de retirarse. “Viniendo esta noche en el bus hacia la piscina, casi me puse a llorar: última vez poniéndome el bañador, última vez representando a mi país ante miles de personas…”

La mejor definición la ha dado Bob Bowman, su entrenador, y con toda la razón delmundo: “como Phelps no hay nadie, tendremos que esperar diez generaciones para que llegue alguien parecido”.