Toda la costa del Reino Unido tiene un perímetro de unas 4.000 millas, aproximadamente. En kilómetros, unos 6.400. Vamos, la típica distancia como para hacerte en coche en unas vacaciones recorriendo lugares emblemáticos, pueblos de las Highlands en los que la niebla no levanta nunca o para buscar hotelitos con encanto.

O para hacérselo en un triatlón, como Sean Conway, un aventurero británico que hoy lunes ha logrado completar la hazaña de recorrer toda la costa del Reino Unido nadando, pedaleando y corriendo, en un reto retransmitido por Discovery Channel con todo lujo de detalles.

Foto: James Cheadle // Discovery Communication

Foto: James Cheadle // Discovery Communication

El reto comenzó hace ochenta y cinco días en la costa sur, en Lulworth, Dorset, desde donde salió en una bicicleta de bambú hasta Scarborough, donde comenzó a correr dirección Brighton. Desde allí, volvió al punto en que comenzó casi tres meses antes a nadando. Sin soporte externo, ha recorrido todo el reto en régimen de autosuficiencia, incluyendo hasta el saco de dormir en el que pasaba las noches.

Foto: James Cheadle // Discovery Communication

Foto: James Cheadle // Discovery Communication

Como resultado del reto, Sean ha perdido casi toda la grasa de su cuerpo, quedándose, tal como se refleja en las fotos, literalmente en pura fibra. No en vano ha consumido unas cinco mil calorías diarias que trataba de recuperar mientras competía con ajo, caballa, golosinas para perros y carne asada triturada.

Una auténtica locura de prueba, y un auténtico superhombre. Y hipster, claro.