En 2016 Wanda Corporation, el holding chino propietario de Ironman y el Atlético de Madrid, se hacía con la Absa Cape Epic, una de las pruebas de MTB más duras del mundo y de la que hablábamos hace unos días al referirnos a Luis Enrique y su afición por la bicicleta. El que fuera entrenador del FC Barcelona participó en la prueba, disputada en Sudáfrica, junto a Juan Carlos Unzué.

Pues bien, hoy Ironman ha hecho público, a través de una nota de prensa enviada a los medios, que dos estrellas del triatlón tomarán la salida en la próxima edición, a celebrar del 18 al 25 de marzo. Serán el alemán Sebastian Kienle y el norteamericano Ben Hoffman, que juntos formarán el 2018 IMF (Ironman Foundation) mountain bike team.

No será la primera experiencia de ambos sobre una MTB, ya que los dos han participado con muy buenos resultados en el Campeonato del Mundo de XTerra disputado en Maui, tratando de hacerse con la combinada Ironman Hawaii – XTerra Maui, como comentamos el pasado mes de octubre. De hecho, Sebastian Kienle, una vez logrado el pase para el próximo Campeonato del Mundo de Ironman, parece centrado en las pruebas de MTB, ya que hace unos días confirmaba que su primera prueba de este año sería el XTerra Sudáfrica:

La Absa Cape Epic es considerada como la prueba reina por etapas del mundo en MTB, como el Tour de Francia pero en montaña, y es la única con distinción hors categorie otorgada por la UCI a una prueba de ocho días en MTB, donde unos 650 equipos recorrerán unos 700km con más de 15.000 metros de desnivel acumulado. Por allí hemos visto pasar a muchos ciclistas profesionales conocidos en el pelotón internacional, por un recorrido cuyo proverbio es “sangre, sudor y lágrimas”.