La de hoy para mi representa más que una victoria en un Ironman, es una victoria de la perseverancia, la cabezonería si preferís” escribía ayer un Eneko Llanos que, tras cinco años peleando por un nuevo triunfo en la distancia, se reencontraba con él en Ironman Arizona.

El vasco entraba en meta emocionado, entre lágrimas. 2018 no estaba siendo un buen año para él. Tras doce participaciones seguidas, desde 2006, veía truncada su participación en el Campeonato del Mundo de Ironman. El trabajo, el esfuerzo y la dedicación seguían siendo los mismos, pero por desgracia los resultados no salían. “Sabía que era capaz de rendir a este nivel y no he parado hasta conseguirlo“, concluía en su mensaje de Facebook.

Su percepción es compartida por la comunidad triatleta. No solo por los aficionados, que nos alegramos lo que no está escrito por saber que, con 42 años, volverá a estar en la Meca de la larga distancia. Sus compañeros también han utilizado las redes para felicitarle. El propio Clemente Alonso-McKernan, segundo ayer, fue de los primeros. “Enhorabuena a Eneko Llanos por su carreron. No se lleva tan mal que te zurren si es él el que lo hace“, escribía el salmantino.

Pero sin duda alguna, la mejor felicitación ha sido la de Sebastian Kienle. El alemán, que muestra siempre un respeto absoluto por este deporte y por quienes han sido sus referentes para llegar a lo más alto, tiene en Llanos una figura de referencia. Y no ha dudado en dedicarle un mensaje directamente en castellano. “Enhorabuena, Eneko Llanos. Nos alegramos muchísimo por ti“, ha escrito el de Kalshruge, que estos días estrena entrenador.

La última vez que yo participé en Ironman Arizona tu también ganaste“. Fue en 2011. Por entonces Sebi, en su debut en larga distancia, se tuvo que conformar con una sexta posición.

Muchos saludos a Ruth, nos vemos en Kona“, se ha despedido Kienle. Sin duda alguna, el de Orca le pone voz al sentimiento que todos tenemos hoy, el de profunda alegría por un Eneko Llanos que volverá a la Big Island el próximo mes de octubre de 2019.