El Real Automóvil Club de España, RACE, parece ser que quiere que los ciclistas paguemos el pato del incremento de fallecimientos en las carreteras españolas. Siendo como es una asociación que mira única y exclusivamente por los conductores, ha tenido a bien soltar el globo sonda de plantear que el carné por puntos sea extensivo a los ciclistas y obligarnos a la posesión de un seguro y una matrícula.

Según ellos, así se podría reducir los accidentes en los que nos vemos envueltos los ciclistas. A tenor de este argumentario, los culpables de los accidentes que sufrimos los ciclistas somos nosotros mismos. Lo de que la gente circule a más velocidad, que no respeten el metro y medio, que incluso se conduzca bajo los efectos del alcohol y las drogas no tiene mucho que ver.

Señores del RACE: Se les olvida  que en carretera nosotros siempre somos las víctimas.