Javier Gómez Noya se marcó un objetivo a principio de temporada para el que apenas queda mes y medio: ganar el Campeonato del Mundo de Ironman 70.3, a disputar en Chattanooga, Tenneesee. No será la primera vez que el gallego se enfrente a un reto de este calibre. Tiene más que sobrada experiencia: hace tres años, en 2014, ya logró su primer título, en la localidad canadiense de Mont Tremblant. En aquella ocasión se impuso a nada más y nada menos que Jan Frodeno y el británico Tim Don. Un año después, en 2015, mermado por un virus que le había tenido varios días en cama, se tuvo que conformar con la tercera posición tras el propio Frodeno y su compatriota Sebastian Kienle.

En una entrevista que nos concedió hace unas semanas, Gómez Noya reconoció que para esta temporada le haría más ilusión hacerse con el título de Campeón del Mundo de Ironman 70.3 que de las Series Mundiales, lo que deja muy a las claras de hasta dónde llegan las ganas del triatleta de On Running, Specialized y Polar por hacerse con la victoria en Chattanooga. Su mayor rival será el británico Alistair Brownlee, que ha renunciado a la corta distancia para intentar este año hacerse con el cetro de 70.3 y acometer, si nada se tuerce, el desembarco en Kona en 2018. Sin duda el 9 de Septiembre será una cita que los aficionados al triatlón no nos podemos perder.

No será la única prueba importante que Gómez Noya dispute en el mes de septiembre. Sin tiempo apenas para descansar, el pontevedrés se meterá en un avión para, al fin de semana siguiente, disputar la Gran Final de las Series Mundiales de Triatlón, que este año se disputan en la localidad holandesa de Róterdam. A fecha de hoy es tercero en la clasificación general detrás de Mario Mola y Fernando Alarza, y aunque ha renunciado a participar en la próxima prueba de Edmonton, bajo distancia sprint, aún mantiene posibilidades de hacerse con el que sería su sexto título de Campeón del Mundo.

Pero el mes de septiembre no acaba ahí para él. Esta semana se ha sabido que la segunda prueba del circuito Super League Triathlon se disputará el fin de semana del 23 y 24, es decir, solo una semana después de la Gran Final de Róterdam. Javier, que ya se enfrentó en Hamilton Island a Mario, Alistair, Richard Murray y compañía, tendrá un nuevo rival en esta ocasión: Fernando Alarza, que ha confirmado su asistencia a la prueba que tendrá lugar en la isla de Jersey, frente a las costas de Normandia.

Le espera por tanto un mes de septiembre de auténtica locura, en el que viajará más de 16.000 kilómetros para competir en tres ciudades distintas en tres fines de semana consecutivos.

Casi 300.000 euros en premios en juego

Para más inri, la bolsa de premios por la que va a competir Gómez Noya es para poner toda la carne en el asador: el ganador del Campeonato del Mundo de Ironman 70.3 se hace con 30.000 dólares, el ganador de la Gran Final de Róterdam con otros 30.000 (más los premios por el Campeonato de las Series Mundiales, donde el primer clasificado se hace con 83.500 euros) y, por último, la Super League Triathlon pone en juego una bolsa de 130.000 dólares a repartir entre los primeros clasificados.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon