Es verdad que hacer triatlón te mantiene en forma y que posiblemente tu talla de pantalón haya bajado unos números con tanto entreno, pero cuando hablamos de sexo, ¿somos sexualmente rentables para nuestras parejas?

Somos unos creídos (incluyendo a las chicas triatletas), salimos de la piscina con los brazos como Popeye y al llegar al vestuario y ver tus hiper músculos en el espejo se te viene a la cabeza: “Porque tengo novia, que si no, me lo comía todo”

Pero ¿es eso cierto?

Estás tan metido en tu vida de trabajo y entrenos que un día te levantas de la cama y en vez de sacar a tu perro, le llamaremos Bartolo,  no te das cuenta y agarras a tu pareja del elástico del pijama y la sacas a gatas hasta la puerta para que haga su pipí mañanero.

No te has dado cuenta pero te has acostado a las 23h el viernes pensando en tu tirada larga del sábado y al día siguiente ves la peli y a la cama pensando en tu transición de 90km en bici + 17km corriendo a pie del domingo.

¿Y eso qué ha significado?

Pequeño ignorante. Has desaprovechado las dos noches más importantes de la semana para poder cumplir con tu pareja en la cama.

Durante la semana es estrés total, trabajo y entreno ocupan todo tu tiempo, y además estás orgulloso de eso porque así cuando haces un Ironman puedes decir a pecho descubierto que lo has hecho y que has tenido que sacar el tiempo de donde no lo hay, lo que te hace mayor merecedor del éxito (todos odiamos a esos profesionales que se dedican por completo a entrenar). Pero lo que no puedes hacer es no cumplir entre semana y además no hacerlo los fines de semana.

Es verdad que puede que tengas un cuerpazo, pero nadie lo toca, y ni casi lo mira.

Desde mi humilde posición de escritor de este post (bendito Planeta Triatlón que me dejas desahogarme) me voy a atrever a darte un consejo, de triatleta a triatleta.

Aprovecha que estás en forma para pegarte noches sin fin con tu pareja, haz entrenos con él/ella de resistencia, llega a tu Fcmáx, practica transiciones, haz transiciones invertidas que son muy divertidas, haz estiramientos, hidrátate y toma glucosa y frutas (nata y fresas por ejemplo), sáltate la paleodieta…pero lo más importante, hazle saber a tu pareja que ella es tu mejor afición.

Por supuesto a ti, lector, esto no te pasa, ni te pasará… pero cuida a tu pareja que al final es quien te anima en las carreras, en la meta es quien te espera, es tu fotógrafo/a, tu redactora de noticias en el grupo del whatsapp de la pandilla, y sobre todo es quien duerme contigo todas las noches.

Para darte cuenta de si lo haces o no bien puedes hacerte esta pregunta:

¿6, 12 ó 24?

Si has pensado en número de piñones del casette y no en cajas de preservativos, entonces necesitas leer de nuevo el artículo.