El próximo 16 de junio, a partir de las nueve de la mañana, Madrid se vestirá de gala para recibir a una nueva edición de la Skechers Norte Vs. Sur, la gran fiesta del running popular madrileño. «Ser un superhéroe está más cerca de los que crees. Concretamente a diez kilómetros de distancia«, es el claim que desde la marca han escogido para destacar el anuncio de televisión con que promocionan la carrera.

«Para ser un superhéroe no hace falta volar, trepar muros o ir vestido con unas llamativas mallas«. Así lo da a entender el niño protagonista del anuncio que anima a participar, junto a los capitanes Martín Fiz (Norte) y Raquel Gómez (Sur), en esta tradicional jornada festiva por el centro de Madrid y a ayudar a sus equipos a  conseguir la victoria en el Paseo del Prado.

Como todos los años, ambos equipos pondrán la carne en el asador para hacerse con la victoria en el rapidísimo circuito por las calles de la Capital. Con la salida en la Calle Mateo Inurria, la carrera repite el recorrido del pasado año, incluyendo un paso frenético por Pío XII, Serrano y Alfonso XII, y visitas a la Puerta de Alcalá y Cibeles, para concluir en el Paseo del Prado. De nuevo, la Skechers Norte vs. Sur será un 10K homologado de perfil muy favorable, como demuestra el récord de la prueba, conseguido en la pasada edición por el atleta Sergio Salinero con 29:21, por lo que la organización espera reunir a 9.000 aficionados al running, desde los más experimentados y rápidos hasta los que aún lo están descubriendo.

El tiempo final, la suma de todos

Una de las grandes características de la prueba es que Norte o Sur ganarán en función de los tiempos de los corredores: la mejor media de tiempo en meta será la que determine quién domina la capital este año. De este modo, cualquier corredor, con independencia de su nivel, pueda ser superhéroe por un día.

Por el momento, el marcador registra un 8-2 favorable al Sur. Sin embargo, el Norte, tras imponerse en las dos últimas ediciones, se muestra optimista y convencido de que la remontada es posible. El próximo domingo 16 de junio conoceremos el resultado de este divertido pique, convertido ya en una de las citas imprescindibles del deporte popular en Madrid.