Desde hace años, aprovechando el boom del triatlón, del running y del deporte en general, muchas empresas, organizaciones y causas solidarias se han visto ayudadas por cientos de eventos en los que se han recaudado fondos o ayudas. Y eso es bueno.

Carreras solidarias

Ahora cada vez hay más ojos puestos en este tipo de acciones que a veces pasan de ser solidarias a ser un mero negocio para organizadoras que venden miles de inscripciones, de las empresas de vallados y cartelería que montan los eventos, de las empresas de agua que venden miles de botellines para suministrar agua en los avituallamientos, de las marcas de ropa impresa que hacen cientos de miles de camisetas de las carreras… y así una cosa tras otra. Es un negocio para todos y del dinero recaudado seguramente un bajísimo porcentaje vaya realmente a manos de la Asociación o Fundación a la que se le dona el dinero.

Y es que es así, si es un acto solidario para el deportista que compra el dorsal, debería ser solidario por parte de todas las empresas que participan en el evento. Digo yo.

Retos locales de aficionados

Y por otro lado están los retos locales, de gente que con muy buena intención quieren ayudar a la Asociación de su pueblo o a Fundaciones de ámbito local o comarcal.

Hace poco me ofrecieron participar en alguna etapa de en un “reto solidario” que sale desde un pueblo extremeño hasta Barcelona, unos 1500km, con el que quieren conseguir dinero para una asociación de Investigación del Cáncer Infantil. Al principio me pareció una iniciativa muy bonita. Dos ciclistas solos durante tantos kilómetros por una buena causa. Al preguntar cómo era la logística del reto es donde me encontré el “negocio” oculto que se esconde tras el reto.

La idea que ofrecen ellos y de todo el que hace donativos es que todo sea para el beneficio de la Asociación, pero no es así del todo. Hacen unas equipaciones para vender y el dinero de los beneficios es para la Asociación. Hasta ahí perfecto. Pero claro, al preguntarles que dónde van a dormir tantos días, y que qué presupuesto tienen para tantos días comiendo y durmiendo en hoteles, me dicen que tienen que mirarlo, pero que eso lo pagan con el dinero de las donaciones de los patrocinadores.

¿Cómo? ¡No lo entendía! Los patrocinadores, que dan dinero para la Asociación, para ayudar a la investigación del Cáncer, lo que hacen realmente es pagar a los ciclistas el viaje en bici desde Extremadura a Barcelona. No me lo podía creer. En vez de un reto solidario lo que van es a tomarse unas vacaciones pagadas de no sé cuántos días pedaleando por media España, gratis. Flipo!

Mi respuesta fue que no apoyaría ni participaría en el proyecto y que el dinero de los patrocinadores debería también ser para la investigación del Cáncer, a lo que me responden que es que entonces no les salen las cuentas y les cuesta dinero hacer el reto. Pues claro que sí!!!

Les dije que apoyaría el reto si cada deportista se pagase su viaje, comida y hoteles y el dinero de los patrocinios se destinase también a la Investigación del Cáncer Infantil.

Otras iniciativas que emocionan de verdad

Ha habido iniciativas muy bonitas como la que han creado desde Sevilla en apoyo a la Fundación Josep Carreras. Se han hecho equipaciones ciclistas y todo el dinero que se recauda de la venta de la ropa y todo lo que se recauda desde cualquier patrocinio se dona a la fundación. Se ha creado un grupo de btt de gente de toda España.

Foto: cc grazalemeño

Foto: cc grazalemeño

Todos visten los colores azul y naranja y han creado una enorme familia con el lema de “Solidarios hasta la Médula” capitaneado por Francisco Javier Rodríguez, un arquitecto que perdió a su mujer y que creó este precioso proyecto. Como digo, es una obra solidaria en la que todo el dinero que se consigue es para la Fundación Josep Carreras. Han participado en pruebas como la Titan Desert, la Madrid-Lisboa Non Stop, Mtb Himalaya, y otras muchas, y por ejemplo empresas extremeñas como el Grupo Leo han pagado inscripciones como patrocinios y ese dinero no ha sido para los corredores, sino que estos lo han donado todo integro a la Fundación Josep Carreras.

Así si me gusta apoyar y poner mi granito de arena.

Aquí os dejo la persona de contacto, Fco Javier Rodríguez,  y os animo a comprar la equipación de la Fundación Josep Carreras.

Foto: hoy.es

Foto: hoy.es